Eno, el auténtico “Special One”

21/05/2020

Luis Picabia. Se reeditan sus primeros discos en solitario, obras esenciales para el pop rock y graba  álbum con su hermano Roger.

Brian Eno está entre los diez artistas más esenciales para el desarrollo del pop rock. Ha creado el pop minimalista y repetitivo, el rock atmosférico, el “ambient music”, el “fractal dance” y las instalaciones pictórico-musicales, entre otros estilos y géneros. Por eso, es una gran noticia que se hayan reeditado sus primeros discos en solitario. Genial simiente para su ulterior tarea.

El primero de estos álbumes, se titula “Here Come The Warm Jets”. Lo editó nada más romper peras con Brian Ferry, tras adornar con sus climax especiales los dos primeros álbumes de Roxy Music. Una banda que ya no volvió a ser igual sin Eno, el auténtico “Special One”, mal que les pese a Mourinho y al propio Ferry.

El disco es una joya, se mire por donde se mire. Eno canta con tono infantil y nasal que enamora, como de amateur, algo que contrasta con unos arreglos innovadores que dejan prever la genialidad del Eno productor. Hay delicias como “Needles In The Camel´´s Eye”, vitaminada y enérgica o “Some of Them Are Old”, conmovedora o el tema que da nombre al disco y lo cierra bellamente. Y momentos tan fascinantes como “Baby´s on Fire” donde Robert Fripp realiza uno de sus solos más estremecedores y ¡mira que tiene unos cuantos en su carrera¡

 Superar lo insuperable

Solo tardó un año en editar su segundo álbum en solitario, “Taking Tiger Mountain (by Strategy)”. Con él logró superar lo que parecía insuperable. La belleza de este nuevo trabajo es inconmensurable. Por las hermosísimas canciones, los chispazos ocurrentes, los coros juguetones, los arreglos novedosos, los sonidos como colchón. Estaba abriendo caminos a un pop que observaba asombrado y entusiasmado estos cambios.

Así, la sedosa “The Fat Lady of Limbourg”; la precursora del punk “Third Uncle”; la hipnótica “The Great Pretender” con unas teclas mágicas pespuntadas que te llevan al séptimo cielo. Y mi canción favorita, “The True Wheel”, con coros espumosos y un “ding ding” de Eno que te electrocuta por su sensibilidad  y su crujiente ritmo. En este segundo álbum están dos de sus compañeros en Roxy, Mackay y  Manzanera; Phil Collins y Robert Wyatt. En el primero, además del citado Fripp y sus ex compañeros en Roxy, están Chris Spedding y bajistas como Bill MacCormick y John Wetton.

Ha sido, además, productor de intérpretes como Devo, Talking Heads, U2, Coldplay, Paul Simon o Grace Jones, junto a decenas más. Faceta que otro día trataremos por su interés. En realidad, todo lo que ha hecho y hace este científico del sonido, este, según su propia denominación, “no músico”, lo tiene siempre.

Sonidos de color pastel

Brian es noticia también porque ha grabado un álbum con su hermano Roger. Al margen de esporádicas colaboraciones en la producción, es la primera vez que hacen  un álbum completo como dúo. Se titula “Mixing Colours” y recoge composiciones lentas, relajantes, uniformes, poco estructuradas como canciones. Hay excepciones como “Quicksilver” o “Snow” con unos coros mágicos sobre el colchón de un piano acústico. También seducen “Verdigris”, “Cerulean Blue” “Burnt Umber” o “Dark Sienna, aunque el conjunto, en definitiva, es un cuadro de 18 piezas cálidas, como inmersiones sensoriales,  entre sonidos de color pastel.

Sello: Universal. Precio: 17. Discografía esencial: “Another Green World”, “Discret Music”, “Before and After Science”, “The Drop”, “Between Tides” (Roger Eno). Influidos por: La Monte Young, John Cage, John Cale. Influyen en todos los teclistas y productores de los siglos XX y XXI

 

¿Te ha parecido interesante?

(+11 puntos, 11 votos)

Cargando…