¿Están preparados los museos españoles para afrontar la era posCovid?

21/05/2020

Antonio Zamorano, de Simon-Kucher & Partners. Su gestión requiere un cambio de estrategia.

El efecto de la pandemia añadirá nuevos retos a la gestión de los museos. Su futuro y, en general, el de los espacios culturales españoles dependerá de cómo se aborde aquella a partir de ahora. El tiempo de confinamiento parece no ser un obstáculo para el incesante interés de nuestro país por la cultura (ver pág. 37). Así lo demuestra la web del Museo del Prado, que aumentó su número de visitas en abril un 250% respecto al mes anterior.

La respuesta de la industria cultural ha sido inmediata para adaptarse a las nuevas necesidades de un público ahora confinado. Una oferta desbordante de contenido digital y gratuito con best seller, por parte de la Editorial Planeta; grabaciones de 1.600 obras de teatro del Centro de Documentación de las Artes Escénicas y de la Música (CDAEM) u óperas del Teatro Real. Lo mismo ha ocurrido con los museos, que han encontrado la ocasión perfecta para sacar a relucir los esfuerzos en la digitalización de sus fondos y empujar contenidos existentes o creados para la ocasión como En casa con la March de la Fundación homónima, El Museu Nacional en Casa del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) o el programa  El Prado Contigo, de la pinacoteca madrileña.

Imagen: Museo del Prado, por Manuel M.V., obtenida en Flickr (CC BY 2.0) y modificada.

La reapertura de museos traerá nuevas decisiones a sus directores y gestores relativas al futuro de exposiciones temporales, las reincorporaciones de plantilla y, en el fondo, la vuelta a la normalidad. Pero, ¿cuál será la nueva realidad de los museos españoles? Quedan preguntas que deberían preocupar, y mucho, como la recuperación de visitantes y de turistas o los temidos posibles recortes presupuestarios por las Administraciones. Estos retos recuerdan a los que hace menos de 10 años trajo la última crisis económica y que pusieron entre las cuerdas a estas instituciones, mermadas de aportaciones públicas y de visitantes.

Cerca de 1.500 museos
Los recortes o, en el mejor de los casos, las congelaciones de presupuestos, pusieron sobre la mesa la necesidad de adentrarse en una nueva realidad a la que la cultura pública no puede seguir mirando de lado: la autosuficiencia y autonomía de sus recursos financieros. Como ya advirtió Miguel Falomir, director del Museo del Prado, solo con las aportaciones del Estado el Museo no podría abrir. Conscientes de ello, dos de los centros de mayor importancia, el Prado y el Reina Sofía, llegaron a adaptar su entidad legal para responder con mayor agilidad a este tipo de nuevas necesidades. Pero, ¿y el resto de nuestros casi 1.500 museos?

En España los museos cuentan con una gran oportunidad para desarrollar planes de captación y gestión de ingresos propios; financiación que no depende de las aportaciones públicas. Por un lado, el revenue management permite, entre otros, encontrar vías de comercialización alternativas para llegar a nuevas audiencias o desarrollar el tipo de entrada que mejor se adapta a las necesidades de cada visitante. Ejemplos de alternativas al modelo tradicional vienen de países como Estados Unidos o Reino Unido. Así, en EEUU, The Children’s Museum of Indianapolis ya ha explorado precios dinámicos que se adaptan a la demanda, asegurando así su accesibilidad para todos los públicos. Y otros museos como la TATE han aprovechado el boom de la suscripción mensual característico de Netflix o Spotify para aplicarlo en su asociación de amigos. Otra de las grandes vías de ingresos propios, los patrocinios, tampoco tiene un largo recorrido en nuestro país, ni cuenta con el respaldo de la tan esperada ley de mecenazgo para incentivar la colaboración entre el sector público y privado.

De las crisis surgen oportunidades. Y también amenazas. España parece estar en el momento perfecto para avanzar en la gestión de ingresos de sus museos y seguir haciendo posible que la sociedad se interese por la cultura, tanto durante como después del confinamiento.

Antonio Zamorano.


Antonio Zamorano es consultor en Simon-Kucher & Partners (en Twitter,
@simonkucher), firma especializada en estrategia, marketing, pricing y ventas

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.