El problema es la Eurozona

06/09/2011

Miguel Larrañaga. 06-09-2011

Cada vez es más claro que el problema está en la Eurozona y quien no lo crea sólo tiene que mirar los índices en el día de hoy. Mientras el FTSE trata de remar contra viento y marea y remonta las pérdidas de media sesión, los tres índices principales de la Eurozona quedan a merced del viento que sopla con fuerza y hacia el sur.

Y todo esto en un día que, tras una apertura bajista, a media sesión nos las prometíamos felices con el tímido intento de todos los mercados de recuperar posiciones, pero el anuncio del Banco Nacional de Suiza de que frenará con todos los medios a su alcance el fortalecimiento del franco suizo sentó como un tiro a los mercados del euro.

Es un fenómeno curioso. La crisis galopando y el euro fuerte frente al dólar y débil frente al franco suizo, lo que quiere decir claramente que Europa no ha sabido salvaguardar sus intereses. Optó claramente por no plantar cara a Estados Unidos cuando forzó el declive del dólar, por miedo o por incompetencia. Posteriormente subió los tipos de interés y terminó de certificar la escapada del euro y aún así es el centro de las iras de los suizos, que han visto su moneda fortalecerse mucho más aún.

El franco suizo es un valor refugio junto al oro y el dólar, pero no está el «billete verde como para confiar mucho en él, así que los inversores han optado por refugiarse en el franco. La Eurozona no tira y Estados Unidos no carbura, pero parece cada vez más evidente que los tiros van contra nuestro territorio más que contra los americanos.

Seguramente, esto es así porque aún se confía en la capacidad de actuación al otro lado del Atlántico y, en cambio, se desconfía absolutamente de lo que puedan hacer los líderes europeos. Hasta los británicos están mejor vistos que los nuestros a pesar de que tienen varios de sus bancos estrella metidos en el lío de la demanda por las hipotecas «subprime».

Tiene toda la pinta de que se ha acabado el crédito para la Eurozona y, sobre todo, para su dirigentes. Nadie, absolutamente nadie, les cree capaces de enderezar el rumbo con presteza y solvencia. En verdad, lo contrario sería una auténtica sorpresa. Hace ya semanas que vengo manteniendo que si Estados Unidos no nos salva no nos salvará nadie. Crucemos los dedos.

Hoy, en cambio, ni así. El Dax se precipitó otro 0,96%, el CAC un 1,13% y el Ibex añadió pérdidas por valor del 1,61%. Sólo el FTSE se mostró solvente y avanzó un 1,06%.

¿Te ha parecido interesante?

(+4 puntos, 4 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.