Tartas de queso imprescindibles

30/07/2020

Carmela Díaz.

El 30 de julio se celebra el Día Mundial de la Tarta de Queso, un postre que levanta pasiones. El pastel de queso, tal y como se conoce en la actualidad, es el resultado de un buen número de modificaciones a lo largo de miles de años. Se cree que su nacimiento se remonta 4.000 años antes de la era actual, allá por la Antigua Grecia. A día de hoy casi nadie se resiste a una deliciosa porción de tarta de queso. Te descubrimos algunas que merecen mucho la pena.

La tarta de queso de Fismuler. La icónica tarta de este restaurante que ahora, además, se vende en Pastelería Mallorca, es una de las mejores de la capital. Elaborada de forma artesanal, para conseguir su característica textura cremosa y el sabor ahumado, se mezclan tres tipos de queso en su receta: fresco, ahumado y azul. Es una de las propuestas más demandadas de Fismuler, hasta el punto de que han tenido que ampliar el número de tartas que se elaboraban diariamente para poder cubrir la demanda.

Lobito de Mar. El chiringuito sin playa de Dani García ubicado en Marbella, se inspira en los platos más populares de la cocina tradicional andaluza que marcaron la infancia del chef. Para poner la nota dulce, sirven una rica tarta de queso. Eso sí, versionada y evolucionada. De aspecto clásico y tradicional, se elabora con queso fresco lo que le aporta una textura muy jugosa.

Treze. La tarta de queso de Saúl Sanz no es como las demás. El chef madrileño incorpora a la tradicional receta queso Gamonéu, una de las variedades queseras asturianas más sabrosas. La tarta puede degustarse tanto en su barra como en la sala del restaurante; es el colofón ideal a su cocina de mercado que va variando en función de los productos más frescos del mercado.

Kava. El chef Fernando Alcalá ofrece en este restaurante marbellí una carta de cocina viajera elaborada con producto de la tierra en el que destacan sus acertados guiños asiáticos. Sus platos siempre sorprenden, pero hay que dejar hueco porque uno de sus mayores secretos que llega con los postres. Resulta obligatorio pedir su tarta de queso puesto que ha sido premiada como la mejor de España en 2019.

Essentia. En este restaurante ubicado en Tarancón, usan queso manchego tipo crema para elaborar su tarta. ¿El motivo? Defender el producto local. Este queso crema es artesano y parte de un curado de gran calidad. Por la utilización de este ingrediente la tarta tiene un sabor intenso y una textura muy buena.

Cilindro. En este establecimiento madrileño que fusiona la cocina asturiana con la peruana, no hay que dejar de probar su tarta de queso servida con helado de miel y compota de manzana. Utilizan un queso azul de La Peral de sabor muy agradable, no demasiado fuerte para esta especialidad quesera. La textura mantecosa que consiguen, junto con el acompañamiento de la manzana y la miel, hacen de este postre una propuesta original y con mucha personalidad.

¿Te ha parecido interesante?

(+14 puntos, 14 votos)

Cargando…