La gran banca destina 12.000 millones a blindarse contra la pandemia

31/07/2020

diarioabierto.es. Las entidades creen que la gran parte de las dotaciones ya está hecha, pero reconocen que todavía hay muchas incertidumbres, y que se producirá un significativo incremento de las ratios de mora y un deterioro de la calidad de los balances.

Los seis bancos que cotizan en el Ibex 35 han vuelto a sacrificar sus ganancias en el primer semestre de 2020, incurriendo en pérdidas históricas en algunos casos, para blindar su balance ante el aumento del riesgo derivado de la crisis económica que han ocasionado las medidas de contingencia implementadas para mitigar la expansión del coronavirus.

Esta situación excepcional ha llevado a la gran banca a protegerse ante potenciales insolvencias adoptando una postura de prudencia y realizando provisiones de forma agregada por importe de unos 11.900 millones€, en vistas de que el escenario continuará deteriorándose y que el coste de riesgo ha aumentado considerablemente.

Esta estrategia defensiva ha llevado al Santander a registrar pérdidas por primera vez en su historia, 10.798 millones, tras dotar 7.030 millones para hacer frente al deterioro del valor de los activos financieros por los efectos derivados del Covid-19. En su caso, también ha impactado una actualización de los fondos de comercio de sus inversiones y de los activos fiscales diferidos (DTA) de 12.600 millones de euros, lo que ha generado un cargo extraordinario sin efecto en caja. Este ajuste obedece al deterioro de las perspectivas económicas como consecuencia de la crisis del Covid-19 y no afecta a la liquidez, al riesgo de crédito ni a la ratio de capital.

El BBVA ha anotado pérdidas por 1.157 millones tras realizar dotaciones por 2.104 millones, más el ajuste del fondo de comercio de Estados Unidos por 2.084 millones.

CaixaBank ha cerrado el primer semestre con un beneficio atribuido de 205 millones, un 67% menos, tras realizar una provisión extraordinaria de 1.155 millones de euros por el impacto de la crisis sanitaria.

Bankia registró un beneficio neto de 142 millones, un 64% inferior al obtenido hace un año, tras destinar 310 millones a una dotación de provisiones de carácter extraordinario.

Banco Sabadell ha cerrado con ganancias atribuidas de 145 millones de euros hasta junio, un 72,7% menos, tras destinar 1.089 millones de euros a provisiones por la actualización de los modelos de la normativa contable IFRS9 que incorporan los nuevos escenarios macroeconómicos por el Covid-19.

Bankinter registró un beneficio neto de 109,1 millones, lo que supone un descenso del 64,7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, debido a las provisiones extraordinarias de 192,5 millones de euros para afrontar el cambio de escenario macroeconómico y por la ausencia de los extraordinarios de 2019.

Las entidades creen que la gran parte de las dotaciones ya está hecha, sobre todo una vez pasado este segundo trimestre del ejercicio, en el que se enmarca el impacto más fuerte por las medidas impuestas para la contención en la expansión de la enfermedad. Pero reconocen que todavía hay muchas incertidumbres, por lo que la situación y la evolución de la pandemia tendrá que seguir vigilándose muy de cerca y ver qué pasa con los rebrotes y confinamientos. Anticipan que se producirá un significativo incremento de las ratios de mora y un deterioro de la calidad de los balances.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.