Buscadores de perlas

06/08/2020

Luis Picabia. Allah Las y Mikal Cronin buscan piedras preciosas con sus inmersiones en la música sesentera

Allah Las y la busca de la perla perdida

-Sus herramientas son guitarras muy suaves y composiciones psicodélicas

El sonido de las guitarras de Allah Las se asemeja al del cristal de bohemia o al de las perlas recién extraídas. Es prístino, suave, cremoso y etéreo. Trae recuerdos de Love, House of Love y Luna. También de Real Estate y Young Veins. Pero así y todo, presenta características propias, basadas en composiciones donde impera la pereza, el folk alternativo y la nueva psicodelia.

Tres de los cuatro componentes del grupo se conocieron trabajando en la tienda de discos más grande del planeta: “Amoeba” en Los Ángeles. Ya llevan cuatro álbumes grabados. El último “Lahs” lo iban a presentar en Madrid. El Covid 19 lo impidió. Es un álbum en el que tratan de compaginar su enorme calidad con un cierto enfoque hacia la venta de discos y alcanzar la fama. Algo así como ir a la busca de la perla perdida

Para ello, se acercan a JJ Cale con “Keeping Dry”; cantan en portugués en “Prazer Em Te Conhecer”, pegadizo y poco acertado tema; interpretan en idioma extraño la insulsa “Royal Blue” y en castellano, “Plesure”. Sin embargo, mantienen intacto su afán de mantener la calidad en “Holding Pattern”, “Light Yearly”, “Polar Onion” o “On Our Way”,  tocadas con guitarras tan limpias como las de Wishbone Ash.

Sello: Mexican Summer. Precio: 14. Discografía: “Allah Las”, “Worship The Sun”, “Calico Review”. Influidos por: Love, Galaxie 500, Real Estate.

—–

Mikael Cronin, apasionado por buscar en territorios oscuros

-Su cuarto álbum en solitario se titula “Seeker”

Si un músico titula su álbum “Seeker”, parece que pretende decir que está buscando. Al menos “Seeker” se puede traducir como buscador y Mikal Cronin, -cantante, guitarrista, saxofonista y teclista- lleva tiempo tratando de hallar un estilo que le identifique como marca propia tras haber sido escudero de Ty Segall en su banda, y haber formado parte de Okie Dokie, Epsilons y Moonhearts, entre otros grupos.

Sus primeros discos en solitario estaban en una línea pop-rock fresca  y desinhibida. Ahora, Cronin ha elegido llevar su pasión musical hacia territorios más oscuros. Ha hecho un álbum que, desde la propia portada, indica que prefiere el color sepia en fotos, sonido y composiciones.  Los ejemplos mayores son la espectral “Sold” y la desnuda “on The Shelf”, pero no se queda atrás “Guardian Well” en la que aparece una armónica que te llega al alma

Comienza el disco con unas percusiones tribales que recuerdan a las que gustan a Tom Waits, seguidas de fondo de cuerda y teclados a la “Kashmir” manera, es decir, muy Led Zeppelin. Se titula “Shelter” y engancha, como lo hace todo el disco. La segunda canción, “Show Me” es muy stoniana, época “Sticky Fingers”. Crokin, la canta con voz envolvente y seductora. Igual que hace en “Fire” o en “Feel It All”. Un título que sirve de lema pasional

Sello: Merge. Precio: 16. Discografía: “Mikal Cronin”, “MCII”, “MCIII”. Influido por: Van Morrison, Jason Molina, Jacobites.

 

¿Te ha parecido interesante?

(+9 puntos, 9 votos)

Cargando…