A negociar se ha dicho

02/09/2020

Luis Díez.

De los errores también se aprende, así que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, evita tropezar dos veces en la misma piedra. Los Junqueras, Rufián, Tardá no son de fiar por más que se apelliden de izquierda y sería un error entregarles la llave de la aprobación del Presupuesto del Estado para el año que viene. Los del PDdC, menos todavía. Andan además en litigios, escisiones y separaciones entre ellos por la marca “Junts” (“Juntos”), lo cual, además de paradógico, demuestra la potencia del surrealismo como estrategia política.

Con unas formaciones nacionalistas catalanas impracticables per se y per accidens (ya están en modo electoral), hace bien Pedro Sánchez en descontar la veintena de votos que suman en el Congreso y recabar otros apoyos para aprobar el Presupuesto. Al líder del PP, Pablo Casado, le salen las cuentas para que Sánchez e Iglesias puedan seguir adelante con la suma de los apoyos parlamentarios propios (PSOE y UP), los del PNV, las minorías territoriales y los diez votos de Ciudadanos.

Los de Podemos ponían muchos reparos a los acuerdos con Ciudadanos, cuya fuerza menguante es, sin embargo, decisiva para mantener un Gobierno menos socialdemócrata de lo que ellos y el compañero Errejón desean, pero el vicepresidente Iglesias ha aceptado el postulado del estoico Séneca: “Primun vivere, de in de philosophare”. Y vale suponer que sus seguidores entiendan que las ideas, por muy transformadoras que sean, no se comen.

El presidente Sánchez abre el curso político pidiendo unidad y dialogando con el jefe del PP Pablo Casado en primer lugar. Aunque la derecha vote en contra de las cuentas del Reino, Casado tiene un papel determinante en la renovación de los órganos institucionales del Estado que su partido mantiene bloqueados desde que perdió el gobierno. De ahí la importancia del diálogo PSOE-PP, sin ignorar a los demás.

La ronda de conversaciones de Sánchez abre el relevo de más de veinte prebostes caducos y hasta mohosos en la alta dirección del Estado y debería servir también para dotar a la corporación de radio y televisión pública de una dirección profesional y de un consejo plural. Una RTVE de calidad debería ser posible y rendir al menos tantos beneficios como el duopolio competidor. Talento hay, lo que sobran son oportunistas enchufados.

La iniciativa del jefe del Gobierno inaugura también la puja presupuestaria. La titular de Hacienda y ministra Portavoz, María Jesús Montero, dirige la negociación, mano a mano con el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, de Podemos. Los Presupuestos como mapa de ingresos y gastos, han de adaptarse al territorio. Y como guía imprescindible, legal y ordenada del uso (no abuso) del dinero público de los impuestos, cuotas, tasas y multas de los ciudadanos han de ser claros para saber hacia donde vamos y si las políticas públicas tienden a la equidad y a la justicia social.

La ministra Montero ya ha anunciado que no parece el momento de subir los impuestos con mayor recaudación (IVA e IRPF) y, vistos los estragos del coronavirus, tampoco el de Sociedades (beneficios) a las grandes corporaciones (las pymes ya pagan el 15%). En este sentido, los liberales de C’s tiene el camino llano para pedalear formando abanicos para proteger del viento racheado a los autónomos, y el PNV puede considerarse satisfecho sin apretar más a su clientela. Siempre habrá, desde luego, los que quieren puente aunque no tengan rio.

Y puesto que la prioridad viene dada por la recuperación de la actividad económica y el empleo, además de aprovechar los fondos de la UE para relanzar la economía real (no especulativa) de los sectores golpeados por la pandemia, habrá que orientar esos recursos por las sendas de la I+D+I, las vías tecnológicas, ecológicas, innovadoras y con futuro. Ya no se trata de apelar al déficit ni, como el famoso alcalde de Barcelona Ríus y Taulet, de decir: “Hágase lo que se deba aunque se deba lo que se haga”, sino de gastar bien el dinero mirando al futuro. Esa debería ser la clave de la discusión presupuestaria. Pero como dijo el que dijo: ya veremos.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.