El covid económico infecta el estado de bienestar

16/09/2020

José María Triper.

Como el Apocalipsis de San Juan, el último informe de la Fundación de Cajas de Ahorro (FUNCAS), uno de los más rigurosos y certeros en el ámbito de los servicios de estudios económicos, ha venido a confirmar la doble expresión que la historia y los lingüistas dan a esta expresión bíblica: la de revelación y la de “situación catastrófica que evoca la imagen de la destrucción total”, como la describe la Real Academia de la Lengua. En un análisis impecable en cuanto a sus números y conclusiones la Fundación ha empeorado hasta el 13 por ciento su previsión de hundimiento de la economía española durante este año. 3,2 puntos más que en sus informe precedente y empeorando en cuatro puntos las previsiones del Gobierno, al que inyecta una dosis de realismo en sus quiméricos pronósticos.

Una caída del PIB que se complementa con una aumento de la tasa de paro hasta el 17 por ciento y un déficit del 12, 2 por ciento del PIB, que como ocurriera en 2009 con el gobierno de Rodríguez Zapatero, amenaza la estabilidad de la economía y pone en grave riesgo el estado de bienestar.

Y no es solo FUNCAS, los datos del INE y del Banco de España muestran también como la inversión extranjera en España, últimos datos disponibles, ha caído un 64,2 por ciento en el primer trimestre, que la confianza empresarial y la confianza de los consumidores llevan seis meses consecutivos de caída con un descenso anual del 15,5 y del 21,1 por ciento, respectivamente. En el mismo periodo las matriculaciones de automóviles se han hundido el 40, 6 por ciento, además de que la caída de las exportaciones acumula un 15,8 por ciento en el año.

Un escenario apocalíptico en el que la previsión de un aumento de 26.000 millones de euros en el gasto público con un desplome de 72.000 millones en la recaudación obliga al gobierno a acometer una política de recortes en la inversión, y a esa congelación del sueldo de los funcionarios, de las pensiones y el endurecimiento de las condiciones de jubilación que ya se están lanzando desde algunos ministerios como globos sonda para ir concienciando al personal de que deberá apretarse el cinturón para pagar las imprevisiones y los errores de las recetas socialpopulistas de una Gobierno que, por el contra ni se rebaja los sueldos, como han hecho otros en Europa, ni adelgaza una administración elefantiásica, con 23 ministerios -cuyo coste es directamente proporcional a la incapacidad de muchos de quienes los dirigen- y un sinnúmero de asesores y enchufados a dedo a los que se engancha a la teta del Estado para premiar servicios prestados y fidelidades.

Y esto en un país que lidera la caída del PIB y la destrucción de empleo de los países europeos, que entre los 3,8 millones de parados, los 812.000 trabajadores afectados por los ERTE y los más de 1,5 millones de autónomos en cese de actividad tiene a 6 millones de españoles en situación de precariedad extrema y dependiendo de unos subsidios que no llegan. Pero eso sí, lo importante ahora es hablar y debatir sobre la memoria histórica o la memoria democrática para distraer al ciudadano contando los muertos de hace ochenta años cuando no saben contar los muertos de estos últimos meses por su ineficacia contra el COVID. Como apuntaba un buen amigo, profesor de derecho constitucional, “Goebbels al lado de esta era un aprendiz”.

¿Te ha parecido interesante?

(+3 puntos, 3 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.