Atienza pide un “amplio consenso” político para fijar el modelo energético del futuro

11/11/2010

Maite Vázquez del Río. El presidente de Red Eléctrica Española (REE) defiende un sistema de tarifas valle y punta, dado el excedente que se pierde de algunas energías como la eólica

El presidente de Red Eléctrica de España (REE), Luis Atienza, ha reconocido que al mismo tiempo que «se incrementa la interconexión con Francia en los próximos diez años, se amplía la libertad del sector, y se gestionan mejor los excedentes para un posible abaramiento de los costes», sería conveniente «hacer los deberes pendientes», ya que a medio plazo se debe diseñar un nuevo modelo energético, que requiere de una «gran estabilidad». Para lograr esta estabilidad «sería deseable un consenso muy amplio».

Atienza, que participó en un desayuno organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), desmenuzó cómo se encuentra en estos momentos el sector y dibujó su horizonte hasta 2020. En su opinión, el gran reto es la apuesta comunitaria por la red Europea y, en el caso de España, es incrementar la conexión con Francia. Preguntado si en estos objetivos interferirán los actuales problemas como la deuda o el sistema tarifario además de que se alcance un pacto de Estado para diseñar el futuro modelo energético, el presidente de REE se mostró convenido que todos los pasos que se den en estos momentos deben estar dirigidos a dar «estabilidad» y «continuidad» al modelo energético del país, lo que requiere de un «consenso muy amplio».

No obstante, recordó que la alternancia política ha mostrado que los gobiernos gestionan sistemas eléctricos que han sido heredados de otros gobiernos», al tiempo que se desarrollan políticas que «hipotecarán» las decisiones en el futuro. Por este motivo, observó que hasta ahora no se han producido «grandes diferencias» en materia de política energética entre unos ejecutivos y otros. Por ello, concretó que sería necesario un «consenso efectivo» que de estabilidad para «diseñar la hoja de ruta del modelo energético que servirá para el futuro».

{destacado}Pero al margen de los problemas políticos, Atienza puso el énfasis en las prioridades del sistema energético español, y de REE en particular. «Lo importante -afirmó con rotunidad- que se tiene que hacer en los próximo 10 años es incrementar la conexión con Francia». A su juicio, esta prioridad contribuiría a que se dé una mayor libertad en el sector, lo que, a su vez, ayudará a gestionar la energía excedente y hasta abaratar los costes.

Sobre la interconexión con Francia, el presidente de REE confirmó que los planes actuales «van como una moto», en plazos y sin problemas entre los gobiernos de España y Francia, en el desarrollo del primer proyecto de interconexión para la cobnstrucción de 70 kilómetros de en corriente continua con el país galo, que tardarán 36 meses en construirse para que entren en funcionamiento en 2014.

REE tiene ya diseñados los dos siguientes proyectos de interconexión con Francia. Así su «hoja de ruta» hasta 2020, junto con el ya mencionado, pasaría por otra interconexión marina por el Golfo de Vizcaya y otro paso por la zona occidental del Pirineo (Navarra y La Rioja). Con esos tres proyectos, concretó Atienza, se superarán los 1.000 megawatios (MW) y España se acercaría al 10% fijado en la cumbre de Barcelona.

Esta interconexión se enmarcaría dentro de las grandes autopiastas de la electricidad que «hacen falta» a nivel europeo y la creación de una red europea, en la que España jugará un papel importante dada su estratégica situación con respecto al norte de África.

Asimismo se refirió al desarrollo del coche eléctrico, donde Atienza puso el énfasis en que los usuarios aprovechen los excedentes en horas valle (por la noche) lo que abarataría el suministro, aunque tampoco descartó que se pudiera encarezar la tarifa en las horas punta: «que la gente recargue cuando al sistema le beneficia», explicó el presidente de REE en su defensa de que se puedan aprovechar los excedentes, como el producido por la energía eólica, que no se pueden almacenar y se pierden.

Asimismo defendió la integración de las energías renovables, y concretó sobre el suministro eléctrico que «en 2011 estaremos mejor», sobre todo en Cataluña, tras la puesta en marcha de una nueva red. «Algún riesgo de apagón siempre existe», dijo recordando que hasta en Nueva York o Washington se producen («porque su red es mucho peor que la nuestra»), aunque dichos riesgos siempre se producen en «consiciones extremas.

Por último, hablando sobre el comportamiento de la demanda eléctrica, el presidente de REE reconoció que «nos ha sorprendido por su firmeza», ya que se han tenido que variar al alza dos veces las previsiones, y al terminar el año el crecimiento habría sido del 2,5%, lo que demuestra «un mejor comportamiento que nuestro PIB».

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.