Franck Le Tendre: “Con Finalcad, se reducen costes operativos y aumenta la eficiencia de los trabajadores”

01/10/2020

Susana de Pablos. Habla el CEO de Finalcad, empresa de ‘software’ para la construcción

La empresa francesa Finalcad ha diseñado una plataforma de colaboración útil para optimizar la experiencia de campo de los trabajadores de la industria de la construcción, incluidos los de infraestructuras y energía. Ayuda a las empresas a superar el reto que suponen los bajos márgenes y la baja rentabilidad, al reducir los costes operativos, apoyar la mejora continua y aumentar la eficiencia de los trabajadores. Finalcad permite llevar a cabo los procesos de manera más eficiente y segura, digitalizando los flujos de trabajo; captura datos de todo el entorno, instalación o activo, dotando a todos los implicados —desde el trabajador de campo hasta el subcontratista, el contratista principal y el cliente— de los datos que necesitan para impulsar una toma de decisiones precisa.

Franck Le Tendre, CEO de Finalcad.

“Nuestra plataforma de colaboración está diseñada para optimizar la experiencia de campo de los trabajadores. Una de sus claves es la facilidad de uso, pues pone a disposición de los usuarios una forma centralizada y muy accesible de compartir datos, al no requerir un nivel alto de destrezas digitales. La plataforma optimiza la experiencia de todas las partes interesadas dentro y fuera de la obra, desde los trabajadores y gerentes, hasta los contratistas y clientes”. Con estas palabras, el CEO de Finalcad Franck Le Tendre explica cuáles son las ventajas competitivas de una solución tecnológica capaz de capturar los datos “de todo el entorno de una obra o de una instalación o activo, proporcionando a los implicados la información que necesitan para impulsar una toma de decisiones precisa. La plataforma permite a las empresas llevar a cabo procesos ya existentes de manera más eficiente y segura, digitalizando sus flujos de trabajo y favoreciendo una comunicación fluida. Junto a ello, aborda el problema de los bajos márgenes y la baja rentabilidad en toda la industria al reducir los costes operativos a través de la mejora continua, aumentando la eficiencia de los trabajadores”.

Finalcad nació en Francia hace una década gracias al esfuerzo de un equipo de expertos, quienes han logrado recaudar hasta la fecha 63 millones de dólares en fondos. En 2019, esta compañía fue seleccionada como una de las Next40, lista compuesta por las 40 startups francesas más prometedoras y con altas posibilidades de convertirse en líderes tecnológicos mundiales. Con 120 personas empleadas a escala mundial, la tecnología de Finalcad se ha utilizado en más de 24.000 proyectos en 35 países.

Finalcad está difundiendo la segunda parte de su estudio Líderes 2020, titulada Un futuro digital para una construcción global, cuyo objetivo era conocer el grado de digitalización del sector para afrontar nuevos retos. Está basado en una encuesta a 400 profesionales, de los que 200 eran directores/jefes de obra en una media de 10 obras y 200 eran directores/gerentes en oficinas. Los encuestados que trabajan en obra eran los máximos responsables del proyecto a ese nivel. Los encuestados que trabajan en oficina eran directores de la unidad de negocio con responsabilidad en la construcción.

Los encuestados trabajan para empresas de construcción residencial y comercial con ingresos superiores a 51 millones de dólares al año en Francia, España, Singapur y Japón. Entrevistamos al CEO de Finalcad para averiguar qué revela ese estudio en lo que respecta a las empresas que operan en España.

♦ diarioabierto.es: Según los resultados del estudio de Finalcad Un futuro digital para una construcción global, y en comparación con las del resto de países participantes, ¿cuáles son las mayores debilidades de las empresas constructoras españolas para cumplir los requisitos de cara a la creación de ciudades inteligentes?
Franck Le Tendre: España, como la mayoría de los países, se queda atrás en lo que respecta a la digitalización, un problema que afecta desde hace tiempo al sector de la construcción, donde en muchos casos todavía se utiliza el papel para organizar a los trabajadores, los materiales, etc. Nuestro estudio concluye que casi todos los líderes de la construcción (un 97%) admite que trabajar de manera colaborativa y compartir información fácilmente supone un reto. Se trata de un hallazgo preocupante, si consideramos la creciente prevalencia de la construcción de ciudades inteligentes.

De hecho, casi la mitad (47%) de los encuestados afirmaron que no creen que el sector tenga la capacidad digital para satisfacer las demandas de una ciudad inteligente. No hay duda de que las ciudades inteligentes requieren una nueva forma de construcción, desde la coordinación entre todas las partes interesadas a la capacidad de crear una “huella digital” para proporcionar un rastro de materiales, entregas, emisiones, etc. Tanto en España como a nivel mundial, la construcción todavía depende demasiado de los sistemas basados ​​en papel y esto podría obstaculizar el cumplimiento de los muchos requerimientos de la construcción inteligente; de ​​hecho, el 68% de los líderes de la construcción citaron la incapacidad para recopilar datos en tiempo real como un gran desafío para el desarrollo inteligente.

 diarioabierto.es: ¿Y cuáles son las fortalezas de las constructoras?
F.L.T.: España ya alberga varias ciudades inteligentes, como Barcelona, Santander, Madrid y Málaga. Si echamos un vistazo al informe elaborado por el IESE Cities in Motion Index 2020, Madrid y Barcelona se ubican en los lugares 25 y 26 de casi 200 ciudades, y varias ciudades españolas más están entre las 100 mejores. Es un gran logro para el país y considero muy positivo el hecho de que, a pesar del problema generalizado que supone la digitalización en el sector, se esté avanzando hacia la construcción inteligente.

Según nuestro estudio, la gran mayoría (95%) de los líderes de la construcción afirmaron que su organización estaba “hasta cierto punto” preparada para la recopilación de big data y la adopción de tecnologías digitales. Adoptar medidas para mejorar la digitalización y pasar de “hasta cierto punto” a “completamente” podría impulsar el auge de la construcción inteligente, tanto en España como a nivel mundial.

 diarioabierto.es: Y en relación a la construcción ecológica, ¿qué debilidades y fortalezas presentan las empresas en España?
F.L.T.: La construcción ecológica o verde es otra “tendencia futura” clave para el sector de la construcción. Existe una conciencia creciente sobre el impacto ambiental de la construcción y esto está impulsando el interés en la construcción ecológica y sostenible. Las empresas de construcción están experimentando con materiales nuevos y más sostenibles, además de participar cada vez más en la economía circular, que requiere utilizar y compartir materiales reciclados. En lo que respecta a la sostenibilidad, España ha avanzado mucho, y se han puesto en marcha cientos de proyectos BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method), basado en un certificado que mide el grado de sostenibilidad ambiental en las edificaciones. Pero, sin duda, todavía hay barreras que superar cuando se trata de construcción ecológica.

La falta de digitalización y la dependencia de los procesos basados ​​en papel dificulta la eficiencia en las obras, lo que a su vez afecta a la eficiencia y la sostenibilidad de un proyecto. Por ejemplo, nuestro estudio encontró que muchas empresas de construcción (46%) luchan por registrar y compartir datos sobre las emisiones de carbono calculadas, la cantidad de reciclaje (42%) y la procedencia de los materiales (32%). Superar estos problemas a través de la digitalización será clave para alcanzar una construcción más ecológica, desde la reducción de emisiones y residuos, hasta la mejora del reciclaje.

♦ diarioabierto.es: En su opinión, ¿cuáles serán las más importantes mejoras que vivirán los habitantes de una ciudad inteligente?
F.L.T.: Creo que uno de los mayores beneficios para los habitantes de las ciudades inteligentes será el impacto positivo que tiene su ciudad en el medio ambiente circundante. La “ansiedad ecológica” es una gran preocupación para muchos de nosotros en este momento, y vivir en una ciudad donde se pueden reducir las emisiones, ya sea mediante una gestión eficaz del tráfico o la reducción del consumo innecesario de energía, será un gran avance para muchos. También hay muchas otras ventajas, como el control del tráfico que ayuda a prevenir el bloqueo de la red o una reducción en la factura de energía, pues las redes inteligentes reducen los costes asociados con la producción y distribución de electricidad.

♦ diarioabierto.es: ¿Y cuáles serán sus mayores ventajas al vivir en edificios ecológicos?
F.L.T.: Como comentaba, vivir en una ciudad o en un edificio que está teniendo un efecto positivo general en el medio ambiente será un gran beneficio para muchos de nosotros. La mayoría de los edificios ecológicos también se habrán construido teniendo en cuenta aspectos clave, como una buena ventilación y aislamiento, lo que significa que los residentes podrán disfrutar de la comodidad durante todo el año. Esto también será clave para reducir las facturas generales de energía, ya que elimina la necesidad de ajustar constantemente el termostato o el aire acondicionado.

 

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.