Regresa la tranquilidad a la Casa Blanca

22/01/2021

Maite Vázquez del Río.

Tras la marcha de un enfurruñado Donald Trump y la toma de posesión de Joe Biden como 46º presidente de Estados Unidos parece que el mundo ha dado un respiro. Las malas maneras, la falta de educación, el gobierno a base de amenazas, castigos infundados, aranceles a troche y moche, fake news, mentiras o engaños han sido la manera de gobernar a la primera potencia mundial, granjeándose enemigos en todos los rincones del planeta que no bailaran sus aguas.

La llegada de Biden ha sido bien acogida por los mercados bursátiles. Que haya empezado a arreglar los desastres de su antecesor, como volver a ingresar en la OMS o regreesar a los objetivos de París sobre el cambio climático ha gustado. A los divididos estadounidenses también les parece bien el anuncio de vacunación masiva que acabe los contagios y mortalidad más elevada del planeta. De logarlo, la castigada economía norteamericana podrá empezar a ver la salida al final del tunel. Nadie pone en duda la dilatada trayectoria política del nuevo inquilino de la Casa Blanca, el único temor es su edad, 78 años, que intenta aplacar con su porte tranquilo y la ruptura de todos los techos de cristal acompañado por Kamala Harris en la vicepridencia.

La herencia que le ha dejado Trump es venenosa. Tendrá que recuperar la “amistad” de todos los enemigos que se ha granjeado. Tal vez la profunda reforma fiscal que realizó Trump haya sido lo más positivo de su antecesor, ya que reorganizó uno de los sistemas de impuestos a las empresas menos competitivos del mundo, elimiando regulaciones complicadas y abriendo zonas empresariales libres de impuestos para revitalizar actividades prácticamente abandonadas.
Biden se ha comprometido a una nueva oleada de estímulos que, sin duda, animará a Wall Street y demás índices bursátiles. Nada más y nada menos que 1,9 billones de dólares acudirán en ayuda del país, y 1,3 billones irán a infraestructuras en una inversión pública histórica.
Para lograrlo, Biden ha puesto al frente del Tesoro a Janet Yellen, la anterior presidenta de la Reserva Federal (Fed), sobre la que Wall Street no tiene ninguna duda de su eficacia. Con Yellen en la Fed los tipos de interes bajaron a niveles históricamente bajos y su predecesor se ha visto obligado a mantenerlos ante la nueva crisis. Es por el precio que ahora tiene el dinero por lo que recientemente la nueva responsable del Tesoro había dicho hace unos pocos meses que hay que “pensar a lo grande”, y lo grande parecen ser esos 1,9 billones de dólares de estímulo anunciados. A Estados Unidos no le importa tirar de la máquina de hacer dinero y con tanto confinamiento lo que necesitan empresas y ciudadanos es dinero. El objetivo, por tanto, será reactivar la economía en cuanto las vacunas hayan recuperado la salud en el país.
Yellen cuenta a su favor los bajos tipos de interes, regir la economía del país con mayor calidad crediticia y contar con la divisa de referencia del mundo. Así es fácil endeudarse aunque para ello tenga que emitar bonos con vencimientos a 50 años, como ha dejado ‘caer’ en una de sus últimas intervenciones.
La Administración Biden, por tanto, no va a tener problemas de gasto y va a poder realizar una inversión pública que muchos analistas vaticinan como “histórica”. La Fed acompañará en este viaje con nuevas emisiones y programas de ayuda con lo que la liquidez que ahora necesita el país está garantizada. Queda por ver las consecuencias que todas las nuevas medidas tendrán a largo plazo, lo que sí parece es que lo urgente tal vez desvíe al país de lo que debe ser lo prioritario.
Lo urgente para Biden y su equipo es poner a funcionar cuanto antes la economía para que recupere su ritmo de crucero; lo prioritario sería evitar que generaciones y generaciones queden endeudadas. Pero eso ya es otra historia. Las Bolsas, de momento, aplauden que llegue tanta liquidez a todos los lados y se alejen las guerras comerciales y sobresaltos de la anterior Administración.

¿Te ha parecido interesante?

(+9 puntos, 9 votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.