La vida siempre busca las cosquillas, también con el dinero

31/01/2021

Miguel Ángel Valero. "El ahorro es necesario no porque tengamos poco, sino porque los gastos y los ingresos no siempre van de la mano", explica Natalia de Santiago en "Invierte en ti. Cómo organizar tu economía en 11 pasos para vivir mejor".

“La riqueza es la capacidad de consumir en el futuro”. “Rico es aquel que tiene cubiertas no solo las necesidades de hoy, sino también las de mañana”.

“Ahorrar no es más que una forma de alisar los baches naturales e inevitables de la vida financiera de cualquier ser humano”.

“Cuanto más ganes, más tienes que ahorrar para la jubilación, porque la pensión supondrá un porcentaje menor de tu sueldo”

“La vida va a encontrar la manera de buscarnos las cosquillas cuando menos lo esperemos”.

“La solución a un problema de deuda nunca es más deuda”.

A una inversión no hay que preguntarle cuánto va a subir su precio, sino qué valor va a crear con nuestro dinero“.

Son algunas de las interesantísimas reflexiones que Natalia de Santiago (“ingeniera de formación, financiera por vocación y especialista en el impacto económico del cambio climático”, cofundadora de MyValue Solutions, e ‘influencer’ sobre finanzas en Instagram, @natdesantiago) en “Invierte en ti. Cómo organizar tu economía en 11 pasos para vivir mejor” (Planeta, 236 páginas).

Puede parecer un libro más de autoayuda para el ahorro. Pero Natalia de Santiago nos indica todo lo que debemos hacer para que el dinero no nos quite el sueño. Y lo hace sin falsas promesas ni milagros. Eso sí, con muchísimo sentido del humor. Del bueno, del genuino, que hace muy atractiva esta guía práctica de una adecuada gestión de la economía y del ahorro.

Por ejemplo, recomienda introducir a los niños en cuestiones financieras a partir de los 8 años, para que puedan aprender a gestionar su economía con criterio. También enseña cómo hacer un presupuesto, y el seguimiento mensual de los gastos y de los ingresos, entre otras aportaciones.

‘Invierte en ti’ busca que la persona sea capaz de endeudarse con criterio, de ahorrar y de invertir sin prisa pero sin pausa, con el horizonte puesto en el futuro, en poder vivir tranquilo el día que se jubile. Que pueda tomar decisiones cabales de inversión, lo que implica medir adecuadamente los riesgos que esté dispuesta a asumir. Que no tenga miedo ni de comprar ni de alquilar. Que sepa cuál es la mejor opción. Y sobre todo que no deje ningún ‘marrón’ a sus hijos.

¿Te ha parecido interesante?

(+3 puntos, 3 votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.