Hungría, un destino natural por descubrir

05/02/2021

Carmela Díaz.

Hoy nos adentramos en un país que tiene mucho que ofrecer, no solo a nivel histórico y monumental, sino a través de sus paisajes y enclaves naturales de Hungría dispone de montañas, bosques, senderos, paseos en tren de vía estrecha, parques de aventuras, lagos y multitud de eventos de deportes acuáticos.

Recorrer a pie o en tren sus joyas naturales. Hungría cuenta en la actualidad con diez parques nacionales, nueve parques naturales, veintidós zonas forestales, cientos de senderos naturales y miles de kilómetros para caminar y andar en bicicleta. La que fue la primera ruta de senderismo de larga distancia de Europa, también se puede encontrar aquí: la Ruta Azul Nacional. En todo el país hay ferrocarriles de vía estrecha que ofrecen viajes sorprendentes en tren a través de rutas forestales. Los más aventureros podrán visitar las rutas de la vía ferrata del país en las montañas Bakony, a lo largo del valle de Cuha, así como en Csesznek y Tatabánya.

Una reserva protegida imprescindible. En la parte occidental del país se encuentra uno de los ocho lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, el lago Fertő. La zona ofrece muchas actividades acuáticas, desde la pesca hasta la navegación a lo largo de las costas. Los senderos naturales del Parque Nacional Fertő-Hanság garantizan una gran variedad de actividades. La densa red de senderos naturales y torres de vigilancia hace que las montañas Sopron sean un destino muy popular para los excursionistas de todo el mundo.

Un lago singular. El lago Balaton es la mayor extensión de agua dulce de Hungría y Europa Central. Ofrece una amplia variedad de actividades y atracciones acuáticas, como navegación, pesca, parques acuáticos e incluso patinaje sobre hielo. El Kis-Balaton, o Pequeño Balaton, con su fauna y flora características de la región montañosa, y la cuenca de Káli, con sus reservas naturales, hacen de estos lugares un destino ideal para el ecoturismo. También los golfistas también encontrarán varios campos donde pueden practicar su deporte favorito.

Naturaleza intacta. Una excursión imprescindible es la visita a las montañas Zemplén y sus alrededores, en la frontera con Eslovaquia. El lago de la montaña, en la colina Megyer, ofrece unas vistas privilegiadas, enclavado entre estas montañas salvajes, ofrece un panorama espectacular de los acantilados circundantes. En esta zona se encuentra también el Zemplén Adventure Park. El parque de aventuras es único en su región, y cuenta con una pista de trineo de verano y el telesilla más largo del país. Los visitantes también pueden probar la tirolina o la pista de patinaje sobre hielo y visitar las pistas cubiertas de nieve en invierno. En las proximidades se encuentra la región de Tisza Norte, que ofrece el tramo más salvaje y virgen del río Tisza, un lugar muy popular para los amantes del kayak. Una buena opción es surcar el río Tisza a bordo de un barco eléctrico para descubrir la flora y fauna singulares del río.

La llanura más grande de Europa. La región de Hortobágy es considerada la llanura más extensa de Europa y hogar del Gris Húngaro, una raza de ganado doméstico, que habita esta vasta estepa. Sus visitantes pueden dar un paseo en el tren de vía estrecha cerca del estanque, y contemplar la flora y fauna únicas de la Puszta. También se puede dar un paseo en barco por el lago Tisza, pasear por los muelles de madera y fotografiar aves raras como garzas reales o aguiluchos laguneros desde los puntos de observación de aves. Cerca del lago Tisza se encuentra el pueblo de Poroszló, que cuenta con el acuario de agua dulce más grande de Europa.

Un viaje a las profundidades. Hungría cuenta numerosas cuevas repartidas por todo su territorio. Las de estalactitas de Aggtelek ofrecen un paisaje asombroso, declarado Patrimonio de la Humanidad, con más de mil cuevas en total. La de Tapolca, de origen volcánico, cuenta con trescientos metros de longitud abiertos al público. El agua que inunda algunos tramos posibilita la opción de alquilar pequeñas embarcaciones para remar mientras te sumerges en sus cavidades más profundas. Por último, la de Pál-Völgyi, en Budapest, es una opción ideal para familias. Si eres de emociones más fuertes, puedes apuntarte a un equipo de investigación para adentrarte en las profundidades de Pál-Völgyi.

¿Te ha parecido interesante?

(+9 puntos, 9 votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.