El clarín anunciador del día

26/03/2021

Miguel Ángel Valero. Carlos Mena, Concerto 1700 y Daniel Pinteño rescatan en 'Sacred cantatas for alto' algunas obras de música sacra de Antonio Literes, uno de los compositores españoles más importantes del siglo XVIII.

Las composiciones sacras son las obras menos conocidas de Antonio Literes (1673-1747). Uno de los compositores españoles más importantes del siglo XVIII, desde su Artá (Mallorca) natal se trasladó al Real Colegio de Niños Cantores de Madrid, y luego fue el responsable de la composición de música para la Real Capilla.

De Literes escribe Benito Jerónimo Feijóo en su monumental «Teatro crítico universal» de 1726 que era «compositor de primer orden, y acaso el único que ha sabido juntar toda la majestad y dulzura de la música antigua con el bullicio de la moderna».

Carlos Mena, Concerto 1700 y Daniel Pinteño ofrecen en ‘Sacred Cantatas for alto’ cuatro obras de Literes: ‘Ya por el horizonte’ (1728), Si el viento (1725), Cuando a pique, Señor (1733) y De aquel fatal bocado (1730).

Lo más probable, como señala en la introducción de la obra Antonio Pons, es que estas obras fueran creadas para la exposición del Santísimo durante 40 horas una vez al mes en la Real Capilla. Tradición basada en una interpretación de Agustín de Hipona sobre que entre la muerte y la resurrección de Jesús de Nazaret pasaron 40 horas. Durante la adoración se interpretaban piezas instrumentales y cantadas.

Están documentadas las últimas interpretaciones de la música sacra de Literes en la catedral de Guatemala, en cuyo archivo se ha conservado gran parte de su obra.

Literes sigue la tradición conceptista de la alegoría que identifica a  Cristo con determinadas escenas. Así, en la cantada ‘Ya por el horizonte’ las aves que festejan el Santísimo, representado por el Sol, son el clarín anunciador del día.

‘Si el viento’ habla del hombre que anhela el amor de Dios. En ‘De aquel fatal bocado’ se presenta la hostia, el pan consagrado, como la vía de salvación del hombre penitente.

‘Cuando fue a pique’ parece anunciar el incendio que un año después destruyó el Real Alcázar de Madrid. Es una nave que pugna por sobrevivir a la tormenta, que simboliza al creyente guiado por la gracia de Dios en medio de la tentación.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando...