La ambrosía del power pop

04/06/2021

Luis Picabia. Matthew Sweet y Gary Olson crean canciones que son néctares para dioses.

Matthew Sweet publica “Catspaw” otra gran cuenta para su perfecto collar de pop rock

-En su duodécimo álbum rompe la tradición y se apoya solo en su guitarra

Matthew Sweet es el gran referente para todos los seguidores del power pop o pop de guitarras poderosas y armonías celestiales. O sea, ambrosía celestial. Lleva más de treinta años haciendo una sensacional música plasmada en doce discos bajo su nombre; cuatro con Susanna Hoff y otro con el supergrupo The Thorns.

Acaba de aparecer su duodécimo álbum en solitario: “Catspaw”, otro gran ábaco para su perfecto collar. Canciones que son néctar de dioses, delicatesen para paladares amantes del pop rock. Urdimbres de guitarras distorsionadas que, en esta ocasión, por primera vez, toca él solo, sin las habituales ayudas de profesionales como Robert Quine, Richard Lloyd o Paul Chastain. En este disco solo le acompaña, como batería, su fiel escudero Rick Meck.

“Blow Away”, espectacular inicio, te hace pensar que hubiera pasado si Black Sabbath hubiera acompañado a Neil Young en alguno de sus medios tiempos. “Challenge the Gods”, “Hold On Tight”  y “Best of Me” son bocaditos de estribillo envolvente; “Drifting” es una semi balada frágil y la única alejada de la gran influencia que ejerce Young en todo el álbum; “Stars Explode” vuelve a la senda Crazy Horse, como “No Surprise” y “Comming Soon”.

Sweet ha vuelto a demostrar que es uno de los grandes del pop rock. Ya lo hizo con obras cumbre como Girlfriend, “100% Fun”, “Altered Beast” que le llevaron al altar de dioses del power pop, en el que le confirman y asientan discos como este “Catspaw”.

Sello: Omnivore. Precio: 17. Discografía: Junto a los ya mencionados destacan “Blue Sky On Mars”, “In Reverse”, “Kimi Ga Suki”. Influido por: Young,  McCartney, Badfinger. Influye en: Protones, Winnerys, Susanna Hoff.

Gary Olson alegra la primavera con su pop soleado

-Tras más de veinte años con Ladybug Transistor edita su primer álbum en solitario

Como su música se basa en la sencillez, la limpieza y el pop soleado, Gary Olson ha querido titular su primer álbum en solitario solo con su nombre. Pero no es un recién llegado. Lleva en el pop rock desde 1994, cuando formó Ladybug Transistor que, por desgracia, lleva ya diez años en barbecho

Se valora muy satisfactoriamente la claridad del sonido de la guitarra, los arreglos de cuerdas y las voces que lleva el pop de cámara e intimidad a su perfección. Canciones como “Navy Boats”, “Giovanna Please”, “Postcards From Lisbon” sosiegan y enamoran.

Otras, como “Some Advice”, “A Dream For A Memory” y “Afternoon Into Evenning”, te animan a saltar. “Diego It´s Time” te acerca a Richard Hawley e “Initials DC” demuestra la maestría de Olson a voz, composición y trompeta. Esperó veinticinco  años, pero mereció la pena.

Sello: Tapete. Precio: 17. Discografía (con Ladybug Transistor): “Argile Heir”, “Beverley Atonale”, “The Ladybug Transistor”. Influido por: Robert Foster, Pete Astor, Richard Hawley , The Clientele. Influye en: Still Flyin´, Papa Topo, La Casa Azul.

¿Te ha parecido interesante?

(+15 puntos, 15 votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.