A lo que hemos llegado: mirar el reloj para encender la luz

04/06/2021

Maite Vázquez del Río.

El recibo de la luz en España es uno de los más caros de Europa. Ésa es una verdad indiscutible. Es más, si se descuestan los impuestos al precio de la electricidad es el precio más caro de toda la Unión Europea. Y eso que las arcas del Estado se llevan una nada despreciable cantidad: 11.000 millones de euros al año.

Incluidos los impuestos somos el quinto país de la UE con la luz más cara. Por detrás de Dinamarca, Alemania, Bélgica e Irlanda. Lo dice la estadística europea, Eurostat. Es decir, que en países más o menos de nuestro mismo potencial económico como Reino Unido, Francia, Italia o Porgual pagan menos.

Y ahora a los consumidores nos ‘obligan’ a usar las franjas horarias si nos queremos ahorrar algo a partir del 1 de junio. Si seguimos con nuestro quehacer diario sin variar en nada nuestras costumbres de poner la lavadora, el lavavajillas, pasar la aspiradora, poner el horno o cualquier otro aparato que requiera de un ‘chute’ más intenso de electricidad… pagaremos aún más.

La solución que nos dan desde el Gobierno y las eléctricas para que ahorremos algo es utilizar esos electrodomésticos en el horario en que debemos estar durmiendo, lo que llaman horario valle. Ahora que llega el verano, el aire acondicionado va a ser un gran problema. Desde las doce de la noche hasta las ocho de la mañana. O dormimos con el ruido del centrifugado o pasando la aspiradora cual sonámbulos… o pagaremos aún más.

Y pagaremos aún más si, encima, tenemos que pagar las multas por exceso de ruido, porque en la mayoría de las ciudades no se puede hacer ruido (tenemos que estar por debajo de los 40 decibelios) a partir de las doce de la noche.

Estamos llegando a convertirnos en protagonistas de la crónica del absurdo. Si nos hablan de los avances del siglo XXI, de que en España estamos sobrados de fuentes de energía como es el sol, el aire, el mar (hablamos sólo de renovables) resulta más que incomprensible que tengamos que estar pendientes del reloj para hacer nuestras cosas del hogar. La vitro para cocinar, mejor a partir de las 14 horas, o hacer la comina a partir de las doce de la noche… si no, pagaremos aún más.

¿Esa es la solución de nuestros políticos y gestores de las grandes empresas? ¿Qué solución le dan a las empresas obligadas a trabajar en horario punta, cuando más cara será la luz? El coronavirus nos trajo ‘cortes’ horarios a nuestra libertad, pero el kilowatio no es un virus y la solución que nos dan los políticos y la avaricia de las energéticas no son del siglo XXI y parece más bien una tomadura de pelo… porque en definitiva lo que nos están diciendo es que nos van a volver a subir la luz pese a que España tiene la electricidad más cara de Europa (sin impuestos).

Y por si fuera poco nos quieren hacer responsables de que si nuestro rebido de la luz es más caro es porque no usamos la electricidad en el horario más barato… ¡hay que ser caradura!

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.