¿Por qué está de moda el jengibre?

28/06/2021

Carmela Díaz.

 

El jengibre cada vez es más utilizado en nuestro país; tiene un sabor y un aroma picantes, con un intenso toque cítrico y fresco, y que cuenta con muchas posibilidades y beneficios. Es una planta muy utilizada en la medicina tradicional desde hace miles de años. Originaria del sureste asiático, aunque ahora es común encontrarla en cualquier lugar del mundo. De hecho, los principales productores no solo son países asiáticos (China, India, Nepal o Bangladesh), sino también otros como Jamaica.

El jengibre puede tomarse de muchas formas: fresco, seco, en polvo… Se utiliza sobre todo en la gastronomía, pero también en el mundo de la cosmética. Esto se debe a que tiene un gran número de beneficios para la salud gracias, sobre todo, a uno de sus componentes más importantes: el gingerol, un aceite esencial que da al jengibre su sabor picante y es el compuesto activo responsable de la mayoría de sus propiedades medicinales. Además, contiene muchos otros nutrientes, pues crudo es rico en minerales como el calcio, el sodio, el potasio o el fósforo y en ciertas vitaminas, como la C, la B2, la B3 y la B6.

Los expertos de www.dosfarma.com  la farmacia online española líder del mercado, explican las principales propiedades del jengibre que lo han convertido en un ingrediente tan popular.

  1. Antiinflamatorio. Al igual que medicamentos como el ibuprofeno, el gingerol inhibe la producción de las postaglandinas, las sustancias que generan la respuesta inflamatoria en el cuerpo. Gracias a esto, puede ser útil para combatir los dolores menstruales o la inflamación intestinal.
  2. Antioxidante. Es muy rico en antioxidantes y por eso se utiliza mucho en la industria de la cosmética, ya que contribuye a frenar el envejecimiento y reduce el daño celular.
  3. Antibacteriano. Favorece la eliminación de microorganismos infecciosos. También es efectivo contra bacterias que aparecen en la boca y crean enfermedades como la gingivitis o la periodontitis.
  4. Combate la halitosis. De nuevo, el gingerol es la clave, pues estimula una enzima contenida en la saliva que ayuda a descomponer las sustancias malolientes. Eso hace que el aliento huela mejor. Se puede conseguir al rallar un poco de jengibre y añadirlo al agua.
  5. Analgésico. Es útil para combatir las migrañas y los dolores de cabeza. Además, hace que disminuyan los síntomas de ciertas enfermedades, como la osteoartritis, la forma más frecuente de artritis, que aparece cuando se desgasta el cartílago que envuelve los huesos de las articulaciones y produce rigidez y dolor.
  6. Ayuda con las náuseas y el mareo. El gingerol es una sustancia picante que estimula el flujo de saliva y la secreción de jugos gástricos. Actúa en el estómago y el intestino contra los gases o las náuseas. Por eso pueden beneficiarse de él las personas que sufren cinetosis, es decir, que se marean durante los viajes.
  7. Favorece la expectoración. Tiene propiedades que combaten la congestión y muchos de los síntomas del resfriado (tos, flemas…).
  8. Ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Cómo conservar el jengibre. Si es fresco, lo mejor es guardarlo sin pelar en la nevera envuelto con papel absorbente de cocina y metido en una bolsa con cierre hermético al que saquemos todo el aire. Si está seco, se puede conservar en un lugar sin humedad y oscuro, y estará perfecto hasta seis meses después. También se puede congelar, para ello es mejor cortarlo en trozos y guardarlo en una bolsa apta para el congelador. Su sabor fresco y picante va bien con casi todo tipo de platos.

Cómo consumir el jengibre. Los expertos de DosFarma recomiendan consumir entre uno y dos gramos de jengibre al día para aprovechar todos sus beneficios y mejor fresco que en polvo, ya que contiene más gingerol. Estas son las formas más saludables de incorporarlo a nuestra vida:

  • En infusiones. La forma más famosa de consumirlo es el té de jengibre. Solo hace falta hervir unos trozos en un cazo de agua durante unos quince minutos, dejar que repose y añadirle un chorrito de limón al gusto.
  • Para condimentar. Puede ser un toque final perfecto para un plato de carne, ya sea rallado o en polvo. Para los pescados, la combinación de jengibre con limón aportará un extra de frescura y picante.
  • En ensaladas y sopas. También se puede añadir crudo o rallado como un ingrediente más.
  • Salteado con verdura. Casi cualquier verdura que hagamos a la plancha se puede saltear con un poco de jengibre rayado y para darle un toque más oriental se puede añadir unas semillas de sésamo y un poco de salsa de soja y aceite de sésamo.

¿Te ha parecido interesante?

(+11 puntos, 11 votos)

Cargando...