Van Morrison vuelve a romper los esquemas

09/07/2021

Luis Picabia. El maestro irlandés da otra soberana lección de blues, rock y soul  y de decir y hacer lo que quiere.

Van Morrison ruge contra el Covid en su nuevo álbum

-El León de Belfast rompe esquemas con una obra colosal de 28 canciones

Van Morrison puede pensar y decir lo que le venga en gana, sobre todo mientras siga cantando y componiendo como lo hace. Y si no lo hiciera, también. Se ha ganado el derecho a ser idolatrado por todo lo que ha dado a la humanidad en forma de canciones y conciertos. Por eso, hay que aceptar, aunque no se comparta, que diga lo que le pete acerca del Covid 19 y las reacciones de los poderes públicos ante el mismo y dejarle que lo exprese como mejor sabe. En este caso, en un álbum colosal en todos los sentidos.

Rugidos rabiosos

Se titula “Latest Record Project. Volume 1” y es un portento de creatividad y rugidos rabiosos contra algo ante lo que el León de Belfast, equivocadamente o no, se rebela. Ha grabado 28 canciones inmensas, entre las que aparece alguno de sus destellos mágicos y sus solos de saxo cargados de electricidad estática, energía atómica y convulsa heterodoxia interpretativa.

Se inicia el disco con puro pop de cristal, órgano “Hammond” y coros acaramelados. Es un divertimento genial, liviano y, a la vez, intenso. No tarda mucho en aparecer el “duende” morrisiano. Se trata de “Psychoanalysts´ Ball” en línea con “Days Like This”, un precioso xilófono y una punzante guitarra que recuerda a la de Cornell Dupree en “Stingray” de Cocker. A continuación “No Good Deed Goes Unpunished”, una mezcla de pop y calipso con guiños al “New Morning” dylaniano.

 Gracias, Dios, por el blues

“Thank God for The Blues”, es otro de los buenos momentos, con reminiscencias de Muddy Waters y no digamos “A Few Bars Early”, una joya de jazz y blues que te hace pensar en Ten Years After.  Después, “Only a Song” se incendia con el visceral saxo de Van, como “Blue Funk” con más saxo vertiginoso encabritado, enrabietado contra el mundo. “Double Blind” es otra maravilla, como “Love Should Come with a Warning” y “Dupper´s Delight”, donde pilla su cenit, con más de 6 minutos de placer lujurioso, imparable, de magnetismo y de seducción.

Ante casos así, conviene recordar que es la canción y el cantante lo que cuenta, no lo que piensa. El arte está por encima de la catadura moral, ética o social de la persona que lo crea. Es difícil defender posturas como ésta en tiempos de meapilas, tragasantos, corrección política y  condicionamiento de la libertad individua, base de la actividad artística. Vendrán tiempos mejores para el arte, pero, mientras, disfrutemos de un Van Morrison que rompe esquemas con obras tan grandes como este “Latest Record Project. Volume 1”.

Sello: Exile/BMG. Precio: 18. Discografía selecta: “Astral Weeks”, “Veedon Fleece”, “No Guru, No Method, No Teacher”, “It´s Too Late To Stop Now”. Influido por: los grandes bluesman, y Sam Cooke, Jackie Wilson, Ray Charles. Influye: en toda la gente nacida después de 1940.

¿Te ha parecido interesante?

(+15 puntos, 15 votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.