El IPC norteamericano baja una décima en agosto, hasta el 5,3%

14/09/2021

diarioabierto.es. La inflación subyacente se situó en el 4%, tres décimas menos que en el mes de julio.

El índice de precios al consumidor (IPC) de Estados Unidos se ralentizó en agosto, cuando se situó en un 5,3%, una décima menos que el encarecimiento de precios que se había registrado en los dos meses anteriores, según los datos publicados por la oficina de estadísticas laborales del Departamento de Trabajo.

Los precios de los alimentos se encarecieron en agosto un 3,7% en comparación con el mismo mes de 2020, tres décimas más que la subida de precios registrada en julio. La energía, de su lado, escaló hasta un incremento del 25%, frente al 23,8% observado en el mes precedente.

De este modo, sin tener en cuenta el impacto de los precios de la energía y los alimentos, la tasa de inflación subyacente de Estados Unidos se situó en el 4%, tres décimas menos que en el mes de julio.

En términos mensuales, la inflación de agosto fue del 0,3%, dos décimas menos que el encarecimiento mensual observado en julio. La tasa subyacente se elevó un 0,1%, también dos décimas menos que el dato del mes anterior.

Aberdeen y UBS creen que no cambia la opinión de la Fed

El economista jefe adjunto de Aberdeen Standard Investments, James McCann, cree que  “nada de esto va a cambiar todavía la opinión de la Fed sobre las perspectivas de los precios o sus políticas”. “Aunque la cifra mensual fue un poco más débil de lo esperado, la inflación sigue siendo preocupantemente elevada, aunque no esté disparada como a principios de año. Eso significa que hay que vigilarla, y la Fed no va a sacar demasiado provecho de los datos de hoy”, argumenta.

“Lo interesante es que hemos visto caer los precios en algunos de los ámbitos que han sido más problemáticos desde el punto de vista de la inflación últimamente, con las tarifas aéreas y los precios de los coches usados. La volatilidad sigue siendo inusualmente alta en la cesta del IPC, lo que refleja las continuas disrupciones de la pandemia”, añade.

“Powell ha defendido enérgicamente la opinión de la Fed de que la inflación es temporal. Los datos de los próximos seis meses van a poner realmente a prueba esa teoría. Si continuamos viendo más descensos en la inflación durante los próximos seis meses, eso debería aliviar la presión sobre la Fed para que suba rápidamente los tipos de interés tras el tapering”, razona este experto

“Pero va a ser realmente importante que el mercado deje de lado los factores que han hecho que la inflación sea tan volátil, como los precios de los coches usados o la reapertura de la economía en general. Eliminarlos debería centrar las mentes en si la inflación es realmente temporal o algo más sostenido, y preocupante”, concluye McCann.

Álvaro Cabeza, Country Head de UBS AM Iberia, considera que “quita presión a la Fed para acelerar la retirada de los estímulos”. Pero precisa que “una cosa es la retirada de estímulos y otra la subida de tipos de interés”. “En Jackson Hole, el gobernador de la Fed, Jerome Powell, fue muy claro al afirmar que todavía queda un largo recorrido antes de comenzar a plantear una subida de tipos. De todas formas, es importante destacar que los bancos centrales han aprendido de los errores del pasado y ahora comunican de manera mucho más clara cuáles son sus planes, por lo que resulta más y es más fácil de seguir. Por tanto, desde nuestro punto de vista, la trayectoria de salida de la situación actual va estar telegrafiada de manera bastante clara y transparente. Esto debería aliviar las tensiones del mercado hasta cierto punto”, subraya.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.