Bostezos que activan

13/05/2022

Luis Picabia. Yawners y Germán Salto colaboran en los pasos hacia adelante del pop rock español.

Yawners, aunque significa “bostezos”, nos activan con punk pop aguerrido

-“Duplo”, el nuevo álbum supone un gran paso adelante en su carrera y en la del pop español

Yawners, alter ego de Elena Nieto, guitarrista, cantante y compositora, acaba de editar el álbum “Duplo”. Puede ser que lo llame así por seguir siendo dos los principales componentes de la banda aunque cada vez cuenten con más gente en los acompañamientos musicales y en los directos o porque la dualidad marca nuestras vidas a la hora de determinar las decisiones. O por las dos cosas.

Aunque  la palabra Yawners signifique, en español, bostezos, nada más lejos de la realidad en el caso de este grupo. Su música es rápida, con estribillos vertiginosos, con guitarras y baterías encendidas entre la distorsión, la tralla y la potencia. Impera el sonido y la filosofía del indie rock de los noventa, Weezer y Pavement. Pero también hay influencias de bandas españolas con voz femenina como Nosotrash, Lagos de Hinault e, incluso, Vainica Doble.

Óiganse “No me digas” o “Suena mejor”, esta última con acelerones  a la manera Weezer. Por eso, no extraña que uno de los temas se titule “Rivers Cuomo”, cantante de la banda citada y que alabó esta canción. Otro tema excelente es  “Paranormal”, con Cala Vento, visión original de The Cure y de las letras de Los Planetas. Aroma que también se respira en “Tu cumpleaños”.  “Honey” es su nuevo single y representa el espíritu de Yawners y del nuevo punk pop español que renueva, sugerente y acelerado,  las aportaciones de Nikis, F.A.N.T.A o Carolina Durante.

Sello: Montgrí. Precio: Lp, 20 y cd, 14. Discografía: “Dizzy”, “Just Calm Down”, “Suena mejor” (single). Influencias: Weezer, Field Mice, Cure, Nosotrash, Mujeres, Blink 182.

Germán Salto, una acrobacia arriesgada

-El cantante madrileño edita nuevo álbum en el que añade ambientes barrocos a su pop cristalino

Hace ya unos cuantos años, el pop apostó por apoyar sus canciones con arreglos orquestales y  profusión de violines, violas, trompetas y trompas. Ahí tenemos en Gran Bretaña los casos de Honeybus, Zombies y Grapefruit. En EEUU, Millenium, Van Dyke Parks  y Beach Boys y en España, bandas tan extraordinarias como Íberos, Módulos y Brincos que también se atrevieron durante un tiempo.

Pero la iniciativa duró poco. Ahora Germán Salto la recupera y en una acrobacia arriesgada, aun contando con la ayuda de la amistad de Santi Campos, Iñigo Bregel y varios miembros de Dorian, edita su tercer álbum de título homónimo y canciones, sonidos y arreglos en la dirección del pop barroco antes apuntado.

Y lo hace muy bien. Canciones como “Nada que hacer” o “Arder, Humo y Desaparecer” con aires Juan y Junior o como “Ciudad de Invierno” a lo Pete Dello de Honeybus, sirven para conservar el pop cristalino y las letras de romántica reflexión del artista madrileño. Y, lo que es mejor,  apuestan valientemente por algo que no se lleva pero que, en todo caso, incita a moverse y empuja a  dar un paso adelante al pop rock español.

Sello: autoeditado; distribuye BMG. Precio: 10,50 cd; 22, vinilo. Discografia: “Salto”, “Far From The Echoes”, “No” (single). Influido por: Honeybus, Zombies, Burt Bacharach, Van Dike Parks.

 

¿Te ha parecido interesante?

(+12 puntos, 12 votos)

Cargando...