Los hoteles eco que enamoran

22/11/2022

Carmela Díaz.

 

 

Desde eco-lodges o hoteles boutique hasta lujosas tiendas de campaña, domos o bungalows en medio del agua, Centroamérica y República Dominicana ofrecen alojamientos únicos. Cada uno de ellos destaca por su compromiso con el medio ambiente y las comunicades locales, así como por brindar a sus huéspedes refugios para desconectar, descansar o disfrutar de unas vacaciones de ensueño. ¿Quieres conocer algunos de los más destacados?

Copal Tree Lodge-Punta Gorda. Escondido en una reserva de la selva sur de Belice con una gran riqueza de la antigua cultura maya, este alojamiento comprometido con la conservación y el desarrollo económico local. La privacidad y el lujo eco-chic está presente en sus dieciséis villas, con ventanas de suelo a techo que dejan ver la jungla, para sentirse inmerso en la naturaleza. Las actividades son variadas, desde nadar en sus piscinas hasta paseos en kayak, expediciones en cuevas o caminatas por la jungla.

Kintiri Glamping-Santa Elena, Guanacaste. En este glamping de lujo, que cuenta con cinco habitaciones en forma de domos, algunas con piscina o sauna, las vistas son espectaculares, los atardeceres únicos y las noches de verano trascurren bajo un cielo repleto de estrellas. Ubicado en las montañas de Nicoya, la estancia en Kintiri incluye las tres comidas, con ingredientes kilómetro cero y de producción 100% local.

Árbol de Fuego-San Salvador. Ecologismo y diversidad biológica son sus señas de identidad de este hotel. Aunque está situado en plena ciudad y cerca de todo lo que ofrece la capital, el Eco Árbol de Fuego refleja la naturaleza rural y la tranquilidad de los trópicos y permite relajarse en un espacio rodeado de jardines. Sus habitaciones, amplias y luminosas, están diseñadas con materiales como bambú y morros, utilizados por artesanos locales para crear una decoración inspirada en la naturaleza.

Casa Blanca Glamping-Antigua Guatemala. Cuenta con quince carpas de lujo escondidas en medio de la naturaleza, cada una con su espacio privado, barbacoa y todas las comodidades de un hotel; en ellas se disfruta de caminos llenos de aves, flores y aire puro, en medio de una finca de aguacate y café. En este paraíso se puede disfrutar de paseos a caballo, miradores para sentarse a tomar una copa de vino o un café al atardecer, senderismo o baños en cascadas naturales.

Ibagari Boutique Hotel- Isla de Roatán. Rodeado de vegetación y playas de arena blanca, Ibagari es el lugar ideal para disfrutar de todo lo que Roatán y el Caribe tienen para ofrecer; un destino de buceo con una rica vida submarina de corales. Es un alojamiento solo para adultos que ofrece una experiencia íntimamente relacionada con la naturaleza y el arte. Una clase de mixología, un día de snorkel o un espectáculo de danza garífuna hacen parte de su portafolio de actividades.

Jícaro Island Ecolodge-Granada Isletas. Una isla privada, siete lujosas casitas con su propia hamaca, altos árboles de la selva tropical y una terraza al aire libre para contemplar el entorno. Escondido en el lago de Nicaragua, este retiro está ubicado a un corto trayecto en barco desde la ciudad de Granada, declarada Patrimonio de la Humanidad, y cuenta con vistas privilegiadas al volcán Mombacho. Cada casita cuenta con dos pisos, un espacioso dormitorio arriba y una amplia sala de estar en la planta de abajo. Quien se aventure a salir podrá elegir entre masajes para parejas, sesiones de yoga o excursiones entre volcanes.

Urraca Private Island–Bocas del Toro. Construido sobre el agua, este Eco Resort está especializado en brindar experiencias inolvidables centradas en un estilo de vida sostenible. Lo hacen a través de prácticas ecológicas para proteger el medio ambiente y creando oportunidades para la comunidad indígena vecina, Ngäbe. El hotel cuenta con seis bungalows sobre el agua equipados con comodidades de lujo; además, ofrece diversas actividades dentro y fuera del complejo, como un día entre delfines o en una plantación de cacao, tours por diversas playas o la oportunidad de degustar la cocina típica de la zona.

Green Land Bubble Glamping-Islabon. Con una filosofía totalmente ecológica, se reutilizan los materiales, se recicla y fomenta la agricultura orgánica. Un alojamiento idóneo para unas vacaciones de desconexión en medio de la naturaleza, pero con toda la privacidad de un hotel de lujo. El complejo cuenta con cuatro burbujas climatizadas donde disfrutar de la mágica noche desde una cama king size y con servicios como barbacoa propia. La posibilidad de llevar a tus compañeros de cuatro patas y la conexión con el medio ambiente convierten a este novedoso espacio en una vivencia exótica, única e inolvidable.

¿Te ha parecido interesante?

(+8 puntos, 8 votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.