La responsabilidad social de la educación se debate en ESADE Business School

24/11/2011

Susana de Pablos. Varias escuelas de negocios y universidades se reunieron en ESADE Business School esta semana para debatir sobre el grado de implantación, en las entidades adheridas, de los Principios para una Educación Responsable en Gestión (PRME), una iniciativa de Naciones Unidas que en España han firmado 405 instituciones. En la jornada se presentó un estudio sobre la situación de la responsabilidad social de las universidades en España.

Naciones Unidas quiere que las instituciones académicas, especialmente las que se ocupan de formar a los futuros responsables del mundo de los negocios, formen profesionales éticamente comprometidos con un desarrollo económico sostenible, de un valor indisociable e irrenunciablemente ligado a lo social, lo medioambiental y lo monetario. La Red Española del Pacto Mundial, en colaboración con la escuela de negocios ESADE, ha organizado una jornada de debate acerca de la implantación de la iniciativa de Naciones Unidas, Principles for Responsible Management Education (PRME). Con el título Las Instituciones Académicas, la RSE y los PRME: Los porqués y los cómos, la jornada proporcionó un marco de encuentro, reflexión e intercambio a representantes de diversas instituciones académicas (universidades públicas y privadas, centros superiores, escuelas de negocios, etc.) acerca de esta iniciativa, su sentido y su implementación.

Juan de la Mota, presidente de la Red Española del Pacto Mundial, destacó que entre los firmantes de los PRME están los grandes nombres de la educación en occidente y las instituciones educativas comprometidas a aplicarlos. En su intervención, Joaquín Garralda, decano de IE Business School y secretario general de la Red Española, manifestó que, “además de los PRME, hay que considerar los Principios de Inversión Socialmente Responsable de Naciones Unidas, porque así el impacto es mayor”. A continuación, comentó los seis PRME.

Garralda introdujo una cuestión clave para el posterior debate, vinculada al principio 2, cómo incorporar los valores: ¿Se crea un departamento aislado que se ocupe de difundirlos? ¿Es transversal? Y si es así, ¿cómo se coordina? ¿Hasta qué punto cada profesor, con su libertad de cátedra, lo contemplará? También habló de la complejidad de aplicar el 4º principio, dado que muchos profesores consideran que la investigación en este sentido no es la mejor vía para un desarrollo profesional, por las puntuaciones que se obtienen y la relevancia que pueda alcanzar en las publicaciones especializadas o journals.

Carmen Vallejo, profesora de gestión medioambiental, sostenibilidad y RSE en la Escuela de Organización Industrial (EOI), donde también dirige el Programa de Igualdad, resaltó que la EOI fue pionera en impartir másters y programas relacionados con el medio ambiente. Dijo que la escuela implanta los PRME “como guía y análisis para saber dónde estamos y dónde queremos ir, y poder trasladarlo a nuestros grupos de interés”. Tanto es así que la escuela está preparando una suerte de cuadro de mando con indicadores para todos los PRME, para posteriormente transmitirlos en su web.

Un ejercicio de coherencia

Por su parte, Enrique LópezViguria, secretario técnico de ESADE Business School y vicesecretario de la Red Española, presentó la misión, visión y valores de esta escuela de negocios en su apuesta por la RSE y por la integración de los PRME a través de su modelo estratégico. Afirmó que “existen un gran número de iniciativas que se pueden desarrollar y están en concordancia con los PRME”, principios que, aseguró, “están marcados en el ADN de ESADE. Por tanto, es un ejercicio de coherencia”.

Tras ellos, ha intervenido Manuel Larrán, de la Universidad de Cádiz, quien ha desarrollado la comunicación Una aproximación a la situación actual de la Responsabilidad Social Universitaria en España, destacando principalmente los resultados recogidos en el análisis de la integración de la RSE en la planificación estratégica, en la estructura organizativa y en la oferta formativa de las universidades.

A continuación tuvo lugar una mesa de expertos que presentaron sus puntos de vista sobre la implantación de la RSE en las instituciones académicas.  Javier Benayas del Álamo, de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), destacó que “las universidades deben ser referentes en sostenibilidad y centros modélicos para el desarrollo sostenible”. Tras él, Marta de la Cuesta, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), indicó que el “modelo de gobierno de las universidades impide avanzar en un sistema de gestión más transparente y con una mayor relación y diálogo con los estudiantes con el objetivo de ser organizaciones más responsables”. Por último, Josep M. Lozano, explicó que “no se trata de incorporar la RSE en la estrategia, sino de incorporar una RSE estratégica a través de una buena gestión. Si las disciplinas no están concebidas con la RSE integrada, ésta aparecerá posteriormente como un elemento corrector”.

Finalmente, se desarrolló una mesa redonda en la que representantes de universidades y escuelas de negocio expusieron sus iniciativas y experiencias en torno a la RSE. José Luis Fernández, de la Universidad de Comillas, habló de la experiencia de la universidad en la integración de la ética empresarial en su docencia a través de un enfoque crítico de la RSE. Laura Albareda, de Deusto Business School, explicó cómo la escuela de negocios ha incorporado sus tres ejes estratégicos (sostenibilidad, estrategia digital e innovación y emprendizaje) de forma transversal, en un trabajo hasta ahora más interno que externo. Por último, Emilia Castellano, del Proyecto de Investigación Interuniversitario, indicó que el proyecto del que forma parte asesora a empresas privadas sobre cómo llevar a cabo una gestión socialmente responsable en época de crisis económica mediante la investigación del mercado de trabajo.

‘Business as UNusual’

Cabe destacar que el Pacto Mundial de las Naciones Unidas (UN Global Compact) es una iniciativa de compromiso ético destinada a que las entidades de todos los países implanten como parte integral de sus operaciones y estrategia, 10 Principios de conducta y acción en materia de Derechos Humanos, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción. En España, Global Compact opera a través de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, organismo al que ya se han adherido más de 1.400 miembros. Net Impact, organización no lucrativa dependiente de Naciones Unidas, cuyo fin es alcanzar un mundo más sostenible social y medioambientalmente a partir de las actividades empresariales, cuenta con la guía Business as UNusual 2011. En ella se recogen las mejores escuelas de negocios y los mejores estudios de postgrado relacionados con la RSE.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.