Negra sombra que me asombra

22/12/2011

diarioabierto.es.

Alguna sombra hay en el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. Y eso por decir algo. No deja de sorprender que, con lo cuidadoso que ha sido Mariano Rajoy, haya cometido el desliz de nombrar algunos ministros cuyo pasado arroja algunas sombras por lo menos curiosa.

Porque, vamos a ver: el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, fue presidente de Lehman Brothers España. Nada que objetar, si no fuera porque se suma a dirigentes del poder financiero con cargos de responsabilidad en Gobiernos que han sufrido la crisis provocada por el mismo sistema financiero. Véase la situación de Grecia o los mismos asesores de Obama.

Con Ana Mato la cosa es más complicada. Yo no digo que tuviera algo que ver con la trama Gürtell, Dios me libre. Pero sí tuvo que ver su exmarido Luis Sepúlveda que, entre otras cosas, recibió un regalito de un Jaguar que, aparentemente, Ana mato ni siquiera vio en el garage. Pero, vamos que no queda muy lustroso.

Y, encima se va a Sanidad después de haber declarado que la Ley del Aborto no es que la convenza, es que no la gusta nada. Vamos a ver qué pasa, porque la verdad es que estos del PP que claman por la familia tradicional y los más puros valores tradicionales, a la hora de la verdad no tienen ningún escrúpulo en divorciarse, casarse por lo civil o tener hijos solteras y por métodos no muy naturales. Cosa que no critico, pero que me sorprende en sus enraizadas creencias.

El caso del ministro de Defensa es más peliagudo: vinculado a empresas de armamento, va a ser difícil evitar las sospechas sobre algunas de sus decisiones en compra de armas. Pero no quiero decir que lo vaya a hacer. Digo que lo tiene complicado.

En fin que no es que diga que sea un mal Gobierno, ni mucho menos, pero hay cosas que sorprenden en la discreción con la que se ha movido mariano Rajoy. No sorprende tanto el perfil liberal rabioso que gentes como Guindos exhiben, sus reticencias con la negociación colectiva, por ejemplo y otras menudencias.

Ahora queda esperar un futuro que, a tenor de lo dicho por el propio Rajoy al hablar de los recortes no se nos presenta muy esperanzador: copago sanitario, pensiones, desempleo… Que Dios nos pille confesados.

Vayamos a la poesía. Refugio nuestro: de Ángel González creo que ya hemos recordado estos versos que hoy tampoco vienen mal. Así que releamos:

Porvenir

Te llaman porvenir
porque no vienes nunca.
Te llaman: porvenir,
y esperan que tú llegues
como un animal manso

a comer en su mano.

Pero tú permaneces

más allá de las horas,
agazapado no se sabe dónde.

!Mañana! Y mañana será otro día tranquilo
un día como hoy, jueves o martes,
cualquier cosa y no eso
que esperamos aún, todavía, siempre.

¿Te ha parecido interesante?

(+11 puntos, 11 votos)

Cargando…