La Flor de Sal que te salva la vida

20/12/2023

Carmen Duerto.

La Flor de Sal es esa capa flotante de sal cristalizada por el viento y el sol que queda en la superficie del agua salina. Se recolecta manualmente y se envasa tal cual. Esas escamas de sal son una excelencia culinaria para aderezar la comida.

Pues en 2010 nació la empresa de catering Flor de Sal y este año 2023 que acaba, han dado un paso más abriendo un espacio gastronómico en la calle Jorge Juan 14 de Madrid.

Innovación Culinaria

No es solo una tienda de comida gourmet para llevar, que lo es, es un santuario culinario diseñado para simplificar y mejorar la vida de quienes disfrutan con ricas viandas. Sencillez, calidad y creatividad. Es el lugar donde la alta gastronomía se encuentra con la comodidad y la creatividad. Por ejemplo, tienen una versión aperitivo del cachopo asturiano para comer con dos dedos y en versión diminuta o unos mini tacos de cochinilla con aguacate, que si lo prueba un mejicano dirá que están Padre.

Y es ese lugar discreto donde puedes ir y te sacan de un aprieto, cuando no confías en si le darás el punto al solomillo Wellington, la pularda rellena o simplemente si no tienes las horas que requiere hacer un buen consomé de ave. Y el apartado postres es delicioso, cuando vez la bavaroise de frutos rojos, la pavlova o esa tarta milhojas de pasta filo y crema, sientes que levitas sobre una montaña dulce de fantasía.

Y lo bueno es que difícilmente te cansas porque en Flor de Sal, la monotonía culinaria es cosa del pasado. Este nuevo espacio presenta un menú rotativo que abarca sabores de todo el mundo, lo que significa que cada visita es una oportunidad para descubrir nuevos platos o de probar platos internacionales. Imagina que planeas un viaje a Méjico, pues antes te pasas por Tepic, que está muy cerca en Ayala, 14, y te dejas aconsejar por Jardiel Varela, lo pruebas todo y  luego en Flor de Sal lo encargas y te lo subes a casa.

¿Planificar has dicho?

Lo bueno es que en Flor de Sal aceptan encargos con solo 24 horas de antelación, así se evitan los eventos sin angustia por no llegar a tiempo. Las cocinas las tienen en las afueras de Madrid lo que facilita la operativa. Y detrás de esta bendita locura se encuentra María Ayuela:“empezamos en 2010, ese año era el principio de una de las mayores crisis económicas mundial de las últimas décadas. Yo no sabía nada de catering. Había estudiado en ICADE con cierto interés una carrera indudablemente útil para la vida profesional, pero sin vocación ninguna. Lo de la vocación es una tontería, me dije. Hay que ser sensata, consciente, responsable y prudente, hacer lo que hay que hacer, trabajar mucho para que vaya bien, y ya está. Ese planteamiento solo duró el tiempo que la fuerza de voluntad fue capaz de sostenerlo. Y llegó un momento en el que, enfrentada y ayudada por un diagnóstico médico difícil, me olvidé de toda sensatez y prudencia y decidí buscar mi sitio donde debía estar y recorrer mi vida por el camino adecuado a lo que realmente me apasionaba. Al final, gracias al equipo que forma parte de Flor de Sal sobrevivimos a la crisis de 2010 y a la pandemia, y hemos ido poco a poco creciendo y creando una marca que es garantía de éxito, refinamiento y buen comer».

«La intención de abrir la tienda en Madrid, es facilitar la vida a todos los que os gusta invitar en casa. Solo hay que acercarse, llevarse unos aperitivos, algún plato principal, un postre, ir a casa y ponerse guapo y disfrutar de los amigos. También puedes montarte tu propio cocktail de salados y dulces pequeñitos y fáciles de tomar. Hay comida de todo el mundo y la cambiamos constantemente en la tienda porque es imposible poner todo lo que hacemos. Y también solo con 24 horas de antelación, se pueden hacer encargos para recoger. Los precios son además muy razonables, así que recibir en casa sólo tiene ventajas”, explica.

 

¿Te ha parecido interesante?

3 valoraciones, 3 votos3 valoraciones, 3 votos

(+3 puntos, 3 votos, ya has votado)

Cargando...