La entrada de España en recesión obligará a un ajuste presupuestario mayor del previsto

26/12/2011

Salvador Arancibia. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha aprovechado su primera comparecencia pública para pintar un panorama especialmente oscuro: la economía entrará en recesión en el primer trimestre de 2012. Pero no ha dicho que ello obligará, sin duda, a un ajuste más duro que el anunciado con la boca pequeña por Mariano Rajoy.

Los ministros tienen hasta el viernes para preparar un primer ajuste respecto a los presupuestos de 2011 equivalente a una parte de los 16.500 millones de euros del que habló el presidente del Gobierno en el debate de investidura. Tiene que ser proporcional al tiempo que se supone va a durar la prórroga de los presupuestos de 2011, es decir hasta la primavera. Es decir, debería oscilar entre 4.000 y 5.000 millones de euros; en realidad algo más ya que la partida de pensiones va a subir, al revalorizarse todas, y también la correspondiente al pago de los intereses de la deuda porque en 2012 habrá que pagar en conjunto más que en 2011.

El problema real es que ese ajuste no va a ser suficiente para alcanzar el objetivo de cerrar el año próximo con un déficit del 4,4% para el conjunto de las administraciones públicas, fundamentalmente porque el esfuerzo se había calculado sobre un nivel de crecimiento económico de al menos el 1,6% y la realidad, según lo adelantado por Luis de Guindos, va a ser sustancialmente menor.

Efectivamente, si la economía española va a registrar un crecimiento negativo en el trimestre actual, haciendo que en el conjunto del ejercicio no se llegue ni siquiera al 0,8%, y en el primer trimestre de 2012 se va a acelerar la caída hasta casi medio punto, es prácticamente imposible que para todo el año próximo el PIB muestre un perfil positivo del 1,6%, que es la última previsión del anterior Gobierno.

Un crecimiento menor significa menor actividad y, por lo tanto, menores ingresos fiscales de todo tipo: el IRPF evolucionará en menor medida de lo esperado al aumentar el desempleo; el IVA crecerá menos de lo esperado al mantenerse la actividad y el consumo por debajo de las previsiones y, previsiblemente, los impuestos especiales de los derivados del petróleo tampoco aumentarán. El adelantamiento en el pago del impuesto de sociedades decidido por el anterior gabinete tampoco permitirá mayores ingresos por este concepto aun en el supuesto de que mejoraran las cuentas de las empresas.

Si los ingresos no se comportan como se preveía es evidente que para cuadrar la cifra final de déficit deberá llevarse a cabo un esfuerzo mayor en la contención de los gastos, lo que deprimirá aún más la demanda interna tanto por el lado de la inversión pública como del consumo de las administraciones y, previsiblemente, de las familias.

Salvo que el nuevo Gobierno pasara de “intentar no subir los impuestos” como han declarado en varias ocasiones sus principales responsables a hacerlo porque no queda otro remedio si se quieren cumplir los compromisos adquiridos con la Unión Europea.

Todo eso aceptando que realmente el conjunto de las administraciones públicas (Estado, Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y Seguridad Social) cierran el ejercicio con un déficit conjunto del 6%, que es lo establecido para 2011. Sin embargo, el menor crecimiento económico, con lo que significa de menores ingresos reales, y las desviaciones registradas hasta ahora en la evolución del déficit en las comunidades autónomas y en la Seguridad Social y el INEM, hacen pensar en que es muy probable que la cifra final sea superior. Los anteriores responsables de Economía reconocían en conversaciones privadas que el déficit conjunto podría elevarse hasta el 6,8% y distintos servicios de análisis privados lo elevan  por encima del 7% e incluso lo acercan al 8%.

Si se produjera cualquiera de estas últimas previsiones, la cantidad a ajustar sería, naturalmente, mayor por lo que el ajuste crecería y los esfuerzos, bien en contención del gasto o en subida de impuestos, deberían ser mayores. El viernes, cuando el Consejo de Ministros haga pública la cifra de ajuste para los meses de prórroga de los presupuestos será el momento de hacerse una idea de hasta dónde llegará cuando el nuevo Gobierno elabore su proyecto de presupuestos para la otra parte del 2012.

¿Te ha parecido interesante?

(+4 puntos, 4 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.