¿Hay campaña europea?

02/06/2024

Josep M. Orta.

El interés de la campaña electoral por las elecciones europeas parece evidente.
Al menos en Barcelona hay por toda la ciudad unas tablas destinadas para que las diferentes formaciones las utilicen para pegar sus carteles electorales. En otros comicios, los partidos se peleaban para aprovechar estos espacios gratuitos e incluso había recriminaciones de unos y otros de que les tapaban sus carteles.
Eran otros tiempos, hoy resulta significativo ver estos espacios huérfanos de carteles. Puede ser que las diferentes formaciones consideren que la utilidad de estos mensajes reclamando el voto son más que discutibles y se ahorran el precio de imprimir los citados carteles. Tampoco la prensa escrita hace el agosto, como pasaba antes, con los numerosos anuncios en los que reclamaban el voto para su formación. Sólo quedan los tediosos espacios gratuitos que los medios públicos están obligados a emitir.
De mítines mejor no hablar. Con gran esfuerzo de la militancia los grandes partidos logran llenar sus mítines siempre y cuando participen los primeros espadas de la política nacional para hablar no tanto de Europa sino de la confrontación interna existente hoy en día en España, si la amnistía o las acusaciones a la mujer del presidente del Gobierno o del compañero de Díaz Ayuso.
En fin tengo la sensación que esta campaña sólo provoca el aburrimiento de una gran mayoría de los ciudadanos, no tanto por la sobredosis de elecciones que estamos viviendo si no por qué muchos creen que el resultado de estas elecciones les afecta muy poco por que el llamado espíritu europeísta ha imbuido muy poco en el ánimo de los españoles.
Claro que si el próximo domingo hace un sol primaveral quizás muchos aprovechen la hora del paseo para acercarse a las urnas y votar. Al fin y al cabo ya están acostumbrados a hacerlo y aún recuerdan lo que votaron hace poco y no les hace falta devanarse los sesos para elegir qué papeleta escoger. Claro que quizás otros, muchos, no quieran tomarse la molestia de acercarse al colegio electoral para participar en unos comicios en los que no se sienten implicados. Claro que han sido los propios partidos en sus campañas que han provocado este desinterés.

¿Te ha parecido interesante?

(-1 puntos, 1 votos)

Cargando...