Queda la prueba de fuego

24/11/2010

M. L.. 24-11-2010

Curioso mundo éste de la Bolsa. No hay nada igual. De un día para otro cambia el sentimiento de los inversores como por arte de magia y nada de lo que ayer es válido. Ayer parecía que el mundo se estremecía a nuestros pies y hoy donde dije digo digo Diego y tan contentos.

Total, que hemos vuelto al punto de origen y ahora queda por ver si todo lo anterior quedó en fuegos de artificio o si esta vez va en serio. De momento, volver a donde comenzó todo es un paso, pero no está nada ganado. Seguimos a las puertas de los 1.200 puntos en el S&P 500.

Es evidente que todo no se va a hacer en el mismo día, por mucha euforia que de repente le haya entrado a la gente. Es más, hay quien prefiere que estas cosas se hagan poquito a poco y por etapas. Nos quedamos con la recuperación de la jornada, más atenuada al otro lado del Atlántico que en el principal índice europeo, ese Dax que va camino de romper todos los moldes, pero recuperación al fin y al cabo.

Hay un dato que lleva al optimismo. Por cada valor que ayer bajó en el mercado de Nueva York, cuatro subieron. Pero exactamente la proporción del día anterior era la contraria, lo que habla por sí mismo de la volatilidad en que nos encontramos atrapados.

Si Corea no va a peor y si en Europa alguien se decide a secundar al Dax, parece que los americanos quieren seguir hacia arriba. Ahora bien, al más mínimo problema ya hemos visto cómo se las gastan. Cruzaremos los dedos.

Al cierre, la mejoría de los índices era evidente. El S&P subió un 1,49%, hasta los 1.198,36 puntos. El Nasdaq Composite dejó el mercador en 2.543,12 puntos, con una subida del 1,93% y el Dow se apuntó un alza del 1,37% para cerrar en 11.187,28 puntos.

¿Te ha parecido interesante?

(+6 puntos, 8 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.