La mitad de Europa dispondrá en el 2020 de banda ancha de cien megas en el móvil

27/02/2012

Joan Carles Valero. La vicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes, responsable de la Agenda Digital, ha defendido en Barcelona la expansión de la banda ancha móvil 4G con velocidades ultrarrápidas de más de 100 Mbps accesible para la mitad de la Unión Europea en el horizonte del 2020 y la creación de un mercado único de la itinerancia móvil.

En su intervención en el encuentro de líderes del sector que ha abierto el Mobile World Congress en Barcelona, ​​la responsable de la Agenda Digital Europea, Neelie Kroes, ha reiterado que la UE está tratando de asegurar que los 500 millones de residentes de la UE tengan acceso de banda ancha a velocidades de al menos 30 megabytes por segundo para el año 2020. La mitad de los europeos deberían tener acceso a las velocidades ultrarrápidas de más de 100 Mbps, agregó.

Este objetivo europeo topa con las reticencias de los operadores, ya que muchas compañías importantes han sido reacios a asumir el riesgo y el coste de la construcción de una enorme red, sin una garantía de retorno de la inversión.

Kroes también ha dicho que la UE está tratando de utilizar una combinación de tecnologías para lograr su objetivo, incluso de cuarta generación, o 4G. Kroes ha anunciado su voluntad para ayudar a reducir los costes de itinerancia de los datos móviles mediante una solución permanente conocida como la alternativa local ‘(local break-out), que permite a los usuarios escoger la mejor oferta tal como elegirían una red Wi-Fi. En ese sentido, Kroes ha declarado que “ésta es la mejor respuesta para los usuarios: es una solución simple, un impulso para la competencia y la confianza del consumidor”. No obstante, la solución necesita el apoyo del Parlamento Europeo y del Consejo para llegar a sustituir los precios máximos de “roaming”, que se espera que se podrían eliminar en los próximos años.

Además, la vicepresidenta Kroes también ha enfatizado el importante rol de las redes móviles de nueva generación para cumplir con los objetivos de la banda ancha europea para el 2020, y ha aprovechado para abrir un debate sobre la posible asignación o coasignación de la banda de 700 megahercios del espectro radioeléctrico para la banda ancha móvil.

Después de asegurar que “el móvil ha cambiado nuestras vidas” en una tendencia que “inevitablemente va a continuar”, Kroes ha informado que durante el año pasado, el tráfico de datos móvil europeo se duplicó y que para el próximo año casi se duplicará de nuevo y que para 2016 se podría llegar a tres billones de megabytes por mes. Para poner esto en perspectiva: los tres billones de megabytes al mes supone cuarenta veces el tamaño del tráfico de Internet mundial en el año 2000, inalámbrica y fija.

Y es que no es sólo el tamaño de la demanda está cambiando. También cambia la naturaleza de la demanda, que reclama un servicio más personalizado y sin fisuras. Los usuarios quieren tener el control, con acceso al contenido en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier dispositivo. “Esto –en opinión de Kroes- abre la puerta a un nuevo océano de la innovación, un ecosistema sobre el que los nuevos servicios y modelos de negocio pueden elevarse”.

Para Kroes, la tecnología móvil “está ayudando a sacar a Europa de la crisis económica”. Entre otras razones, porque “le estamos dando a las pymes nuevas herramientas para mantenerse en contacto”, además de “estimular nuevos mercados en todo el contenido creativo digital”. Hoy en día, a juicio de la vicepresidenta de la Comisión Europea, “la industria tiene la confianza necesaria para invertir: y los incentivos para innovar”.

La Agenda Digital que impulsa Kroes se ha propuesto algunos objetivos muy claros en materia de acceso de banda ancha que el wireless ayuda a alcanzar. Las soluciones inalámbricas son fundamentales para conseguir la banda ancha básica en zonas rurales, donde el cable no es una opción. Pero más allá de eso, Kroes defiende que todos los europeos tengan una cobertura de 30 megabits en 2020. Y ahí es donde las redes inalámbricas de próximas generaciones tendrán un papel muy importante. Ya en la actualidad, en algunos lugares, como Barcelona y Madrid, se ofrecen velocidades 4G gracias a la red que está instalando Telefónica en ambas ciudades.

Pero Kroes también quiere que al menos la mitad de los europeos tengan un acceso ultrarrápido a más de 100 Megabits para el año 2020. En este sentido, reconoció que “de nuevo, está claro que una sola tecnología no va a lograr este objetivo. Más bien necesita una combinación inteligente de tecnologías complementarias, desplegada de forma incremental, y de acuerdo a las circunstancias locales”.

En opinión de Kroes, “sólo por el crecimiento de la cartera de servicios puede hacer que este sector siga siendo atractivo, vibrante y creativo”. E instó a todos los jugadores en el ecosistema tecnológico europeo para que desempeñen plenamente su función de garantizar un futuro próspero para Europa. Otro objetivo de la Agenda Digital es eliminar todas las restricciones sobre la economía inalámbrica creciente: “hay que evitar una crisis de espectro”, asegura la vicepresidenta de la Comisión Europea.

A su juicio, “ya hemos logrado algunos éxitos notables en la liberación del dividendo digital en la banda de 800 megahercios para la banda ancha inalámbrica”. La fecha límite que se establece para llevar a cabo el proceso de autorización para el uso de esta banda es el 1 de enero de 2013. De momento, en seis Estados miembros, entre ellos España, ese proceso ya se ha completado, muy por delante de lo previsto, lo que está permitiendo que la inversión comience a fluir hacia 4G.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.