España se encuentra por debajo de la media de la Unión Europea en innovación

04/04/2012

Susana de Pablos. La Unión Europea no consigue alcanzar a los líderes mundiales en innovación: Estados Unidos, Japón y Corea del Sur. Suecia, Dinamarca, Alemania y Finlandia son los Estados líderes de la innovación, mientras que España se encuentra en el grupo de los innovadores moderados junto a Grecia, Portugal, Italia o Malta, entre otros.

El mayor desafío dentro de la UE-27 se encuentra en la innovación del sector privado, que no termina de despegar. Pero sin innovación no hay competitividad. Y la UE lo tiene muy claro, sobre todo ahora que es preciso superar la crisis. De ahí que a finales de 2011 aprobara el programa Horizonte 2020, que  pretende impulsar la I+D+i y utilizarla como arma para combatir la crisis.

Horizonte 2020 cuenta con una dotación de 80.000 millones de euros, un 46% más de presupuesto con respecto al Séptimo Programa Marco de I+D. La Comisión Europea (CE) focaliza parte del éxito del nuevo programa, proyectado para el periodo 2014-2020, en las pymes, y por ello insta a que haya un acceso más amplio a la financiación.

Conscientes de que toda inversión tiene sus riesgos, y de cara a facilitar el acceso de las pymes a la innovación, se ha alcanzado un acuerdo con el BEI (Banco Europeo de Inversiones ) por el que la UE destinará 3.500 millones de euros para cubrir –es decir, financiar- parte del riesgo que asumen las empresas al invertir en innovación. Por ejemplo, para jugar a la innovación, la CE tiene previsto apostar en el caso de los concursos públicos por proyectos que incluyan en sus cláusulas estímulos a la innovación.

Estímulos fiscales

Para fomentar la innovación en el sector privado, cada Estado miembro tiene que hacer su propia apuesta, sobre todo en relación con el estímulo fiscal, dado que Horizonte 2020 no contempla este aspecto. A este respecto, cabe destacar que según el 7º Barómetro de Financiación de la Innovación en Europa, elaborado por Alma Consulting Group, el 53% de las 2.041 empresas encuestadas -en Alemania, Bélgica, España Francia, Hungría, Polonia, Portugal, Reino Unido y República Checa- aplicaron deducciones fiscales por I+D, por lo que éstas se consideran un pilar esencial de apoyo a la innovación. Junto a ello, hay que mencionar que el 62% de las firmas europeas que solicitan una deducción fiscal a la I+D han aumentado sus innovaciones lanzadas al mercado y el 49% de su personal dedicado a esta actividad.

El 7º Barómetro de Financiación de la Innovación en Europa es el primer estudio que evalúa el efecto real de los instrumentos de financiación sobre las actividades de I+D de las empresas en Europa, demostrando la utilidad y eficacia de los instrumentos públicos de apoyo al I+D. Respecto a las conclusiones en lo relativo a España, el estudio señala:

1. La innovación sigue siendo uno de los principales factores de desarrollo de España, pese a que la crisis hizo tambalear las bases del crecimiento de la economía en 2009, al descender el PIB un 4%.
2. El 53% de las empresas encuestadas han aplicado deducciones fiscales por I+D, lo que lo sitúa como el pilar esencial de apoyo a la innovación.
3. El 73% manifiesta un gran optimismo en el futuro en lo que a la innovación se refiere, y el 53% reinvierte una parte importante de sus beneficios en I+D.4. La deducción fiscal por actividades de I+D permitió al 34% de las empresas aumentar personal dedicado al I+D y al 40% incrementar la cantidad de innovaciones comerciales.

A escala europea, la financiación externa de los proyectos innovadores de las empresas ha dependido en un 66% de la financiación pública, y su posible recorte por los gobiernos europeos ha abierto la puerta a una incertidumbre sobre la capacidad de innovación de las empresas beneficiarias. Con todo, el 57% de las empresas europeas declaró que la innovación ha sido el pilar de su estrategia de crecimiento para 2011, situándose la deducción fiscal a la I+D a la cabeza de los instrumentos incentivadores de  Europa, con una utilización del 53%.

Sin embargo, para proyectos de desarrollo tecnológico en colaboración, cabe destacar que los gobiernos europeos están limitados por el marco comunitario de ayudas a la I+D, que establece que la subvención máxima sobre el presupuesto financiable es del 60% para pequeñas, 50% para medianas y 40% para grandes empresas.

Descargar el 7º Barometro de Financiación de la Innovación-Alma Consulting Group

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.