Diez enmiendas a la totalidad contra los Presupuestos de 2012

20/04/2012

Maite Vázquez del Río. El grupo Popular parece quedarse solo en el Congreso con el proyecto de Ley de Presupuestos. CiU ha cambiado su sentido de voto ante la advertencia del Gobierno de que no aceptará “enmiendas de campanario”.

Las cuentas públicas de 2012 con todos los recortes que se van aprobando semana tras semana en el Consejo de Ministros comienzan su trámite parlamentario. El PP, que primero había optado por sumar apoyos pese a su mayoría absoluta, cada vez se va quedando más solo.

Como era de esperar, todos los grupos de la oposición han pedido la devolución del anteproyecto de ley con el que el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy pretende lograr reducir el déficit público al 5,3% del PIB. Una petición de devolución en forma de enmienda a la totalidad presentada en el registro del Congreso por PSOE, IU-ICV-CHA, CiU, PNV y UPyD (Unión, Progeso y Democracia). A ellos se suman también los representantes del Grupo Mixto: Amaiur, BNG, Esquera Republicana, CC-NC y Compromís-Equo. En total, diez enmiendas a la totalidad.

Los únicos representantes que no han presentando enmienda han sido el de Foro Asturias (FAC) y Unión del Pueblo Navarro (UPN) y de Geroa Bai, que suele tener el mismo sentido de voto que el PNV.

Comienza el debate

Tramitado por la vía de urgencia, el anteproyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de este año comenzará el debate de totalidad esta misma semana, a partir del martes con la intervención del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que defenderá el anteproyecto del Gobierno. A continuación, intervendrán los representantes de los diez partidos que han presentado enmienda a la totalidad. Está previsto que el titular de Hacienda les responda uno por uno. Y en la sesión del miércoles, intervendrá el grupo Popular, el único que apoyará las cuentas públicas. Después se procederá a la votación de todas las enmiendas, aunque se conoce de antemano el resultado: los votos mayoritarios del PP rechazarán todas las que se han presentado.

Tras estos dos días de intenso debate, siguiendo el reglamento del Congreso, el viernes 27 de abril los grupos parlamentarios podrán presentar sus enmiendas al articulado que, primero, serán debatidas en comisión y luego en el pleno para su votación definitiva, antes de remitir el anteproyecto al Senado.

Aviso para navegantes

El divorcio entre el PP y CiU es cada vez más profundo. La legislatura comenzó con buenos propósitos por parte de ambas formaciones. Pero la gravedad de la situación económica deja poco espacio para las florituras. Antonio Gallego, el portavoz de Presupuestos del PP, advirtió el pasado viernes a CiU que su partido no va a aceptar “enmiendas de campanario” con la que algunos partidos satisfagan sus “pequeños intereses territoriales”.

Para los “populares” no es el momento de buscar ni consensos, porque la situación es “absolutamente excepcional” ante la gran debilidad de nuestra economía, y el Gobierno es lo único que ha tenido en cuenta para elaborar las cuentas públicas de este año, “pegadas a la realidad y realistas”, según ha enfatizado Gallego, para explicar que lo único que se puede hacer es tener unas presupuestos “austeros” con los que resolver las “carencias” de la economía.

Desde las filas del PP se siguen parapetando en la herencia recibida del anterior Gobierno para justificar que lo que ha puesto en “riesgo” el Estado de Bienestar, el único que se puede garantizar con dinero, algo que no hay tras los 91.000 millones de euros que dejó de “agujero” el anterior Ejecutivo.

Tal y como se ha comprometido con sus socios europeos, el único horizonte que contempla el Gobierno es reducir el déficit público hasta el 5,3%. Desde las filas del PP se considera que éste es el único camino para que España recupere la confianza de los mercados y se muestre como el país serio que siempre ha sido en cumplir obligaciones y devolver lo que se le ha prestado.

Por todas estas razones, el portavoz del PP asegura que su grupo parlamentario no aceptará ninguna enmienda que suponga un incremento del gasto; solo las que contribuyan a incrementar los ingresos del Estado. Esta firmeza se sustenta en la mayoría absoluta, que Gallego recuerda le dieron los ciudadanos a su partido. Y únicamente se mantendrá el gasto en pensiones, prestaciones por desempleo y poder adquisitivo de los funcionarios. En el resto de los ajustes y reformas –asegura- se ha intentado ser “equitativo”.

ERC y el déficit histórico

Como si no fuera con ellos el problema de la economía española, los representantes de ERC sustentan su enmienda a la totalidad por considerar que se “consagra el déficit histórico” con Cataluña. A ello, añaden que además el Gobierno pretende “recentralizar” el Estado y “centrifugar el sacrificio”, a través del “desmantelamiento” del Estado autonómico y el Estado de Bienestar.

Junto a ello, los nacionalistas catalanes aseguran que los presupuestos del Gobierno no van a servir para salir de la crisis, sino para “agravarla” y amenazar la recuperación económica.

Y con la “excusa” de lograr el objetivo de déficit consolida el desequilibrio en la distribución de competencias, las necesidades de financiación y la carga del gasto. Con la distribución autonómica del gasto, saldrán perdiendo autonomías como la catalana, valenciana o balear, mientras se favorece a otras como Madrid.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.