Los accionistas de Iberia y British aprueban la fusión por unanimidad

29/11/2010

M. V. R.. Las dos compañías finalizan un proceso iniciado el 29 de julio de 2008 del que surgirá Interantional Airlines Group.

Tras más de dos largos años (desde julio de 2008) de despejar todas las trabas que iban surgiendo, los accionistas de las compañía española Iberia y de la británica British Airways han dado su visto bueno, por unanimidad, a la fusión entre ambas empresas aéreas, en otro tiempo compañías bandera de sus respectivos países.

El presidente de Iberia y nuevo consejero delegado de la nueva compañía, Antonio Vázquez, dijo con un controlado entusiasmo “ha merecido la pena” en referencia al largo proceso que ha durado toda la operación, sin olvidar las dificultades que fueron surgiendo. Hacía tan solo un año y medio que Vázquez se había incorporado a Iberia, procedente de Altadis, y se había marcado como objetivo prioritario lograr la fusión con British Airways que había heredado de su antecesor Fernando Conte. Los 2.477 accionistas asistentes (representando al 62,33% del capital) a la junta extraordinaria le dieron a Vázquez su beneplácito por unanimidad.

Los accionistas no mostraron ninguna duda sobre la fusión, aunque el responsable de Iberia les explicó que en el actual entorno, en el que las principales compañías del sector aéreo han tenido que avanzar hacia la consolidación a fin de reforzar su posición, Iberia no podía quedarse atrás sin perder competitividad, además de que la compañía elegida es “un gran grupo”.

En la junta extraordinaria de British Airways, el resultado fue similar. El 99,88% de los accionistas votaron a favor de la fusión con Iberia y solo el 0,12% votó en contra.

El siguiente paso, una vez obtenido el visto bueno de los accinistas de ambas compañías, es que la compañía española cumpla con “ciertas condiciones de cierre puramente administrativas”, lo que se espera se produzca en enero del próximo año, tal y como recoge el calendario de la operación, cuyo escollo más difícil fue resuelto el pasado 29 de junio, cuando los consejos de administración de Iberia, British e IAG suscribieron el proyecto común de fusión.

{destacado}AIG (International Airlines Group) absorberá a Iberia y British, una decisión que un mes después sería también aprobado por Bruselas. El siguiente escollo resuelto fue alcanzar un acuerdo con el fondo de pensiones de los trabajadores de  British, lo que de no alcanzarse hubiera dado al traste con toda la operación. Finalmente BA pactó con los gestores de los fondos aportar 5.281 millones de libras (6.237 millones de euros) entre 2011 y 2026 para saldar el déficit. Iberia lo ha aceptado a condición de que no se toque su tesorería y sus activos. Pero, según la legislación británica, Iberia e IAG podrían ser obligadas a ayudar a British con sus fondos si ésta tuviera un grave problema financiero.

El pasado 29 de junio, los consejos de administración de Iberia, BA Holdco e IAG ya suscribieron el proyecto común de fusión, mediante el cual esta última absorberá a ambas compañías, si bien la ejecución estaba sujeta a la aprobación por parte de la Comisión Europa, ya recibida en julio, y a la de sus respectivas juntas de accionistas.

De esta forma, International Airlines se convertirá en la sexto grupo aéreo del mundo, y el tercero europeo. En Europa todavía cuentan con un mayor tamaño Lufthansa y Air France-KLM. La facturación de la nueva compañía ronda los 15.000 millones de euros y su flota cuenta con 408 aviones y 200 destinos de vuelo diferentes. Con estos miembres, la nueva compañía espera alcanzar unas sinergias de 400 millones de euros anuales a partir del quinto año de la fusión, mientras que ambas empresas se dividirán los mercados para captar más clientes: BA se especializará en los vuelos hacia EEUU y Asia; e Iberia, hacia África y Latinoamérica. Esta será su estrategia de crecimiento.

La nueva Iberia-British tendrá su sede social en Madrid, mientras que la financiera y operativa estará en Londres, aunque culminada la fusión, tendrá su sede en España a efectos fiscales. Ambas aerolíneas dejarán de cotizar en la Bolsa de Madrid y en la Bolsa de Londres el próximo 20 de enero de 2011, para volver al parqué el 24 como títulos de IAG.

Según el acuerdo vinculante que fija las bases para la fusión, aprobado por los consejos de administración de ambas aerolíneas, la ecuación de canje será del 45% para la española y del 55% para la aerolínea británica.

La operación está tan cerrada que hasta están nombrados los miembros de su futuro consejo de administración. El consejo de AIG estará integrado por catorce miembros, 7 propuestos por Iberia y otros 7 por British, a los que se suman tres ejecutivos y un consejero dominical, Rodrigo Rato, en representación de caja Marid, primer accionista de IAG, con el 12% del capital de la compañía resultante.  Para evitar divisiones que escoren las decisiones hacia el lado de consejeros españoles o el lado de los británicos, los que han diseñado la fusión han decidido que cuatro consejeros sean independientes.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando...

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.