Kevin Ayers y The School

29/06/2012

Luis Picabia. Kevin Ayers es el cantante que mejor ha sabido representar la decadencia elegante. Proliferan actualmente los grupos de pop y rock and roll con raíces en los años 50 y 60.

Kevin Ayers, la elegancia decadente

-Reeditados los 5 primeros discos de este fundador de Soft Machine.

Kevin Ayers es el cantante que mejor ha sabido representar la decadencia elegante. Seguramente le ha ayudado ser hijo de un diplomático inglés y pasar su infancia en Malasia entre sedas, lujos y ambientes opiáceos. También su aspecto de lord inglés, alto, guapo, algo desmadejado e indolente. Igual que su pop-rock del que ahora se reeditan sus cinco primeros discos.

Aparecen en un mismo álbum, a precio reducido y con multitud de canciones inéditas y tomas desconocidas. Son composiciones de una época de escasa estabilidad mental y mucho consumo alucinógeno. Por eso, su música, además de la decadencia y la apatía, buscaba la trasgresión en sonidos y letras. Influía la colaboración de músicos de la mítica Soft Machine que el fundó, así como David Allen de Gong o Mike Oldfield.

De los cinco discos, destaca “Shooting At The Moon” donde viene una de sus joyas eternas, “May I?” con versión en francés para la BBC que hace arder el pelo. Es el más selecto y pop, frente al primero, “Joy of a Toy”, más festivo (frecuentaba  Mallorca con Pau Riba). El tercero, “Whatevershebringwesing”, es el más flipado y flipante con otra de sus joyas, “Stranger In Blue Suede Shoes”. “Bananamour” y “The Confessions of Dr. Dream and Other Stories”, cierran una prodigiosa etapa de lujo y decadencia.

Sello: Harvest (Emi). Precio: 20. Discografía: “Unfairground”, “Falling Up”, “Sweet Deceiver”. Influido por: Lou Reed, Pau Riba, Incredible String Band. Influye en: Mink de Ville, Pau Riba, Animic.

The School, un nombre apropiado

-Los de Cardiff montan un guateque en su nuevo álbum.

Proliferan actualmente los grupos de pop y rock and roll con raíces en los años 50 y 60. Tanto en discos como en conciertos ponen todos los mimbres para que salga un cesto en forma de guateque y música de “cole”. The School es una de las bandas con nombre más apropiado y pioneras de este movimiento que  reivindica la canción “beat”, aquella que, como dice Kiko Veneno, esta hecha para cantar y bailar.

Arreglos, voces, coros,  todos buscan el tarareo mientras bailas, a veces alejado y otras arrimándote, según el ritmo de las canciones que componen este “Reading Too Much Into Things Like Everything”. Como no podía ser menos, hay momentos de “grupo de chicas años 60”, como la risueña “Where Does Your Heart Belong”.

Se echan en falta dos versiones encantadoras que habían incluido en el ep de adelanto. Una, del tema “When He Kisses Me”, ese pedazo de canción de Jonathan Richman que Liz, cantante de The School, ha cambiado a femenino. Otra, la sosegada lectura que hacen de “I Wouldn´t Know What to Do” de los Honeydrips. Recomendable, entonces, buscar tanto el álbum como el ep.

Sello: Elefant. Precio: 15. Discografía: “Loveless Unbeliever”, “Let It Slip” (single), “All I Wanna Do” (single). Influidos por: Sandie Shaw, Dusty Springfield, Ronettes. Influyen en: Papa Topo, Lucky Soul, Gigi.

¿Te ha parecido interesante?

(+8 puntos, 8 votos)

Cargando...

Un pensamiento en “Kevin Ayers y The School

  1. ¡Qué buena noticia que en estos tiempos de mestizaje latino y flamenquito vacilón, alguien hable de Kevin Ayers y su pop-rock glamuroso y de etiqueta. Una reedición muy afortunada. A por eeeeeeella, pecadorrrr!!!!!!!!!!!!

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.