Querer y poder

10/12/2010

M. L.. 10-12-2010

Lo bueno que tiene el mercado estadounidense es que a pesar de que muchas veces aparenta todo lo contrario de lo que es, cuando lanza una señal clara, por lo general, no caben demasiadas dudas. Hace días que vengo contando que el mercado quiere, a pesar de que los grandes hacen de lastre y, poco a poco, el mercado va haciendo exactamente lo que indicaban las señales. Y una señal clara es que sesión tas sesión suban más valores que los que bajan. Es curioso que una señal tan simple pueda ser tan certera, pero la mayoría de las veces se cumple, así que habrá que tenerlas muy en cuenta.

La sesión de hoy, además, ni siquiera se ha caracterizado por la necesidad de una remontada desde el pozo. Cierto que de inicio la sesión fue bajista, pero eso no es algo que deba sorprender demasiado a los que acostumbran a seguir estos índices, fundamentalmente el S&P 500. El futuro de este índice se negocia las 24 horas y suele usar la primera media hora de sesión americana para «purgar» excesos, tanto alcistas como bajistas, por lo que no es nada extraño verle hacer una cosa hasta las cuatro y exactamente la contraria y gran velocidad a partir de ese momento. Lo preocupante es que esa «purga» se mantenga más allá de las cuatro y media, porque salir de ahí cuesta mucho más.

Con este estado de cosas y tras una visita a mínimos del día que, en realidad, solo suponia volver a dejar las cosas donde se encontraban en el momento del cierre de la sesión anterior, los índices estadounidenses enfilaron al norte y no pararon a lo largo de toda la sesión, con gran protagonismo del Nasdaq en esta ocasión. Buena señal que sea el mercado más ágil el que tome la iniciativa, porque los valores tecnológicos (que mayoritariamente cotizan en este mercado) tienen la característica de que suelen contagiar su optimismo a los «pesos pesados» y, cuando arrancan, al cabo de unas pocas sesiones el resto va hacia arriba.

Entre unas cosas y otras, a pesar de que le está costando mucho más que el resto de índices, el Dow está ya a la par del máximo anual y tanto el Nasdaq como el S&P 500 los han superado esta semana. Buen pulso el del mercado americano. Solo resta saber si en semanas sucesivas seguirán dando alegrías, porque a este ladod el charco las cosas están bastante más confusas con el rifirrafe a costa del bono europeo y de la ampliación del fondo anticrisis. Subir en este estado de cosas es una heroicidad y si la ayuda de los americanos en Europa las cosas pintarían mucho más feas.

En definitiva, el Dow cerró la semana con una subida del 0.35% en su última sesión, el S&P 500 avanzó un 0,60% y el Nasdaq Composite se permitió el lujo de ganar un 0,80%. Así contribuyen a disipar algunas dudas. Esperamos que mantengan el tono.

¿Te ha parecido interesante?

(+8 puntos, 8 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.