Feo cierre, pero que muy feo

14/12/2010

M. L.. 13-12-2010

Iba todo preparado para el golpe de efecto estelar: dejar al Dow en máximos anuales intradía y de valor al cierre configurando así la «trilogía» de los seguidores de la teoría de Dow, pero las circunstancias se empeñaron en posponer tan magno evento.

Les explico. Los analistas de The Dow Theory estiman que una vez que el Dow Jones Transportation y el S&P 500 han batido sus máximos anuales tanto de valor al cierre como en cotización intradiaria, solo falta que el Dow Jones Industrial haga lo propio y supere las cotas del pasado noviembre. Y todo estaba preparado para lanzar al mercado lo que estos expertos consideran «la más fuerte señal alcista que se puede encontrar en el  mercado». Pero no pudo ser. Una última hora de auténtica pena llevó a los índices al punto de partida y aguó la fiesta «bull».

Lo peor es que no pasó absolutamente nada digno de consideración para el tremendo cambio de rumbo de los índices. Puede que sea el «mal de altura» al que me he referido en otras ocasiones, pero el cierre fue feo, muy feo. Y no me vale que me cuenten que el Nasdaq lastró. Estuvo así desde el inicio y al final terminó por no soportar la presión arrastrando sobre todo el S&P 500. La falta de fuerzas es lo procupante y más aún el factor «arrastre». En fin, cosas de los mercados que nunca llegaremos a asimilar del todo.

Entre unas cosas y otras, al cierre el Dow marcaba una subida del 0,16%, el S&P 500 de sólo una centésima porcentual y el Nasdaq cayó un 0,48%. El Dow queda al borde de la «señal alcista», pero eso, al borde. Mañana, Dios dirá.

¿Te ha parecido interesante?

(+5 puntos, 5 votos)

Cargando…

Un pensamiento en “Feo cierre, pero que muy feo

  1. Estamos en una época de muchas subidas y bajadas bruscas por lo tanto es muy difícil que se cumpla la teoría de Dow.

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.