Un día para la historia de la Fed

28/04/2011

M. L.. 27-04-2011

Algo se mueve en la Reserva Federal (Fed) y lo hace de forma extraña. Nunca antes se había publicitado a media mañana la decisión sobre los tipos de interés, y hoy se ha hecho. Nunca se había adelantado la previsión sobre PIB e inflación hasta hacerla pública elmismo día que se deciden los tipos de interés, y hoy se ha hecho. Y nunca después de una reunión del Comité de Mercados Abiertos el jefe de la Fed se había sometido a 45 minutos de rueda de prensa, y hoy se ha hecho.

Comprenderán que el mercado andaba un poco revolucionado por tanta novedad procedente de la Fed, que al parecer quiere implantar este tipo de prácticas de forma habitual dentro de su nueva línea de transparencia. Así, no es de extrañar que «tontearan un rato», a pesar de que la ristra de resultados del día pareció positiva para todo el mundo, hasta que se sirvió el aperitivo: los tipos siguen igual. Leña al mono y a subir.

Llegados a donde tocaba, nuevo receso para tomar aliento y llega la de arena: la previsión de crecimiento del PIB se rebaja y la de inflación se sube. Jarro de agua fría y dudas. Y ahí es donde entra en acción el artista invitado: nada más y nada menos que Ben Bernanke. El presidente de la Reserva Federal en carne mortal accede por fin a responder a los periodistas acerca de casi todo:

¿Mantenimiento de la QE2? Sí, hasta cuando estaba previsto. Ni un día más. Interpretación: la fed seguirá comprando bonos a diestro y siniestro.

¿Prepara la Fed una QE3? No. Está absolutamente descartado. Interpretación: a día de hoy está descartado.

¿Hasta cuándo mantendrán los tipos bajos? No hay nada que permita predecir un plazo para subirlos y la intención de la Fed es mantenerlos en este posible el mayor tiempo posible. Los analistas interpretaron que se mantendrán como están dos o tres reuniones del FOMC más.

¿Va a seguir interviniendo la Fed en los mercados? La intención es exactamente esa. Reinvertirán lo ganado hasta ahora.

Y todo así. Todo demasiado bonito como para que los índices pudieran resistirse mucho más tiempo a derretirse ante el influjo del jefe del dinero. Olvidaron que la propia Fed ya teme a la inflación y, sobre todo, que quien daba las respuestas es el pirómano metido a bombero que tiene al rojo vivo la máquina de imprimir dólares y, por tanto, es quien está creando la inflación. Espero que al final logre evitarse, pero este tipo va camino de pasar a la historia como el hombre que dinamitó al dólar (ayer cerró en mínimos de 16 meses) y fue capaz de crear una burbuja desde una crisis.

Total, que el arreón final alentado por las bonitas palabras del jefe de la Fed dejó a los índices en máximos del día y ciertamente en máximos desde mediados de 2008. El Dow avanzó un 0,76%, el S&P 500 un 0,62% y el Nasdaq Composite un 0,78%. Lo más positivo fue el aparente despertar de las tecnológicas. LO de las subidas estaba prácticamene hecho desde ayer y solo un desastre en toda regla en la comparecencia de Bernanke hubiera conseguido evitarlas. Ahora bien, la tradición dice que al día siguiente de que se mantengan los tipos la Bolsa baja.

¿Te ha parecido interesante?

(+6 puntos, 6 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.