El TSJ anula por discriminatorio un plus de las camareras de hotel en Tenerife

14/11/2017

Luis M. del Amo. Su plus de productividad asciende a 140 euros, por 640 euros de sus compañeros, los camareros de sala, mayoritariamente varones.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Canarias ha estimado parcialmente un recurso interpuesto por Comisiones Obreras contra un plus de productividad que cobran las camareras de piso de un hotel en Tenerife.

Los jueces, que estiman el recurso de CCOO contra una sentencia previa del juzgado de lo social de Santa Cruz de Tenerife, consideran que el plus de las camareras de piso (mujeres, en su mayoría) – fijado en 140 euros, frente a los 640 euros que cobran los camareros de sala; mayoritariamente hombres) constituye discriminación indirecta por razón de género, que sufren las camareras de piso, respecto a sus compañeros, los camareros de sala.

La sentencia, la segunda en cuestión de días después de que el Tribunal de Justicia de la UE considerara la pasada semana discriminatoria la forma de calcular la pensión de los trabajadores a tiempo parcial, anula plus y todo el pacto salarial que lo contiene, basado en una antigua ordenanza laboral, que ahora deberá volver a negociarse.

CCOO sostiene que existen además otros 40 pactos salariales en Tenerife igualmente discriminatorios con las mujeres.

Sin embargo, la sentencia no estima otra petición del sindicato de igualar el plus de productividad de camareros de piso y de sala.

Discriminación indirecta

Los magistrados entienden que existe discriminación indirecta en el pacto salarial anulado. Un tipo de discriminación que consiste en que una norma neutra discrimina de hecho a un colectivo, por ocupar este la mayor parte del empleo al que afecta la norma.

Así sucede, según el tribunal, en el caso del hotel Best Tenerife, donde un 95% de las camareras de hoteles – las conocidas ‘kellys’; por ‘las que limpian los hoteles – son mujeres; mientras que un 82% de los camareros de sala son hombres.

El pacto salarial anulado establecía un plus de productividad para las camareras de piso de 139 euros, que ascendía a 640 euros en el caso de los camareros de sala. Y ello a pesar de que ambas categorías forman parte de un mismo grupo profesional, tal y como recoge el acuerdo laboral estatal de hostelería, y cuentan con el mismo sueldo base en el convenio del sector en Tenerife.

Denuncias en 50 hoteles

El sindicato ha denunciado la existencia de pactos igualmente discriminadores en medio centenar de hoteles de la provincia; y en unos 40 pactos salariales en este sector

Dos de estos casos – los de los hoteles Costa Adeje e Isla Bonita – han llegado incluso al TSJ canario, que revolverá próximamente sobre ellos.

Para CCOO, la sentencia del TSJ supone un “avance” en la tarea de “desenmascarar” la multitud de casos en la hostelería canaria donde existe una brecha salarial entre hombres y mujeres.

¿Qué es un pacto salarial?

Los polémicos pactos salariales, como el anulado por el TSJ canario, son acuerdos entre la dirección de los hoteles y los sindicatos cuya naturaleza ha llegado a provocar incluso una escisión en el poderoso sindicato CCOO canario.

Estos pactos, heredados de las antiguas ordenanzas laborales, instituyen un sistema de reparto salarial, que toma forma en la actualidad de plus de productividad.

La función de los pactos salarial es complementar el convenio sectorial, en este caso el de la hostelería tinerfeña.

Profusamente utilizados en las islas – y con diversas funciones – la utilización de los pactos salarial resquebrajó recientemente la unidad de Comisiones Obreras en las islas Canarias.

La escisión en el sindicato canario se produjo durante la reciente fusión que dio lugar a la federación de servicios de CCOO en Canarias. Y vino motivada, según CCOO, por la negativa de algunos sindicalistas –que terminaron en otro sindicato, ‘Sindicalistas de base’– a acabar con los pactos salariales.

Según CCOO, estos pactos esconden la “financiación opaca” de los comités de empresa, bajo la forma de ayuda social. Un concepto incluido en la nómina de los trabajadores, y destinada en realidad a financiar estos órganos de representación de los trabajadore en las empresas.

“El empeño de CCOO de acabar con estas ‘gabelas’, y con la existencia de salarios discriminatorios, que los propios comités alcanzaban con las empresas, fueron las razones fundamentales de la crisis interna que vivió el sindicato durante la fusión”, destacan en CCOO.

Habrá que renegociar”

En relación al pacto salarial anulado, CCOO considera que su nulidad conlleva la vuelta al sistema de reparto de las antiguas ordenanzas; un sistema, sin embargo, que hoy tiene también visos de ser declarado discriminatorio con las mujeres.

Por tanto la única solución habrá de resolverse en la mesa de negociación, auguran desde la central. “O en el Tribunal Supremo”, apuntan.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…