Los sindicatos piden negociar sin techo la subida salarial de 2018

12/01/2018

Luis M. del Amo. Reclaman fijar una referencia general y repartir la productividad en los convenios.

Los sindicatos continúan en su pugna por que los salarios se eleven más que en el pasado. En la mesa con los empresarios, UGT y CCOO han pedido suprimir el techo a las subidas, y fijar en su lugar una simple referencia, que pueda superarse ampliamente para repartir la productividad.

Además, las centrales insisten en pedir subidas más altas para los salarios más bajos, fijando un salario mínimo por convenio de 1.000 euros por catorce pagas.

El líder de UGT, Pepe Álvarez, ha detallado hoy viernes la propuesta adelantada al comienzo de la semana. En una entrevista en Antena 3, el responsable sindical ha explicado que los sindicatos no admitirán este año un ‘hasta’ como en ocasiones anteriores; como en 2016, cuando se fijó en hasta 1,5%, o en 2015, un 1%, según estableció el Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC).

En su lugar, y después del desacuerdo del pasado 2017, los sindicatos quieren incluir este año una simple referencia general, y dejar que empresas y sectores – allí donde se lo puedan permitir – superen esa cifra en función de la productividad.

Eso sí, para los salarios más bajos, las centrales pedirán que ningún trabajador cobre menos de 1.000 euros por convenio, en catorce pagas; tal y como UGT y CCOO comunicarán la próxima semana; si bien en esta última organización matizan esa cifra como un “objetivo”.

“A nosotros el ‘hasta’ no nos parece aceptable”, confirmaba hoy Álvarez en la citada entrevista, recogida por Europa Press.

“Planteamos un acuerdo que esté en torno a una cifra y que incluya elementos como la productividad”, aseveró.

Un acuerdo amplio

Con todo, los sindicatos tratan de firmar un acuerdo “amplio” con los empresarios que incluya, no solo un horizonte temporal más amplio que este 2018, sino también otros asuntos, como la igualdad o la contratación, según recordó hoy Álvarez.

En UGT admiten que la negociación con los empresarios será muy difícil, aunque destacan que, en Cataluña, en el año 2008, los empresarios aceptaron que prácticamente ningún convenio quedara por debajo de los 1.000 euros de salario.

Sin embargo, los ugetistas dan por hecho que, en esta pugna por lograr su objetivo, deberán movilizar a los trabajadores y apoyar la negociación con protestas en la calle. “El año 2018 será un año de movilizaciones”, sintetizó el otro día Álvarez.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…