Ismael El-Qudsi: “El ‘microinfluencer’ supera a la ‘celebrity’ al persuadir a sus ‘followers”

26/09/2018

diarioabierto.es. Entrevistamos al CEO de Internet República y de SocialPubli.com.

Con el auge del marketing de influencia, sobre todo en países como España, donde la población participa a diario en las redes sociales (RRSS), cada vez más personas quieren convertirse en influencers —esto es, internautas capaces de influir en la opinión de sus seguidores o followers, lo que los convierten en prescriptores—. Igualmente, crece el número de empresas especializadas en poner a estas personas en contacto con compañías interesadas en promocionar las marcas de sus productos y servicios online, en Instagram, Facebook, Twitter, YouTube, LinkedIn y en sus propios blogs.

Según una de estas organizaciones, SocialPubli.com, plataforma con más de 75.000 microinfluencers registrados, desde 30 países, que ha realizado ya más de 2.000 campañas con influencers, estas personas “son usuarios reales y auténticos porque no van a promocionar productos en los que no creen; algo que en la plataforma de SocialPubli.com se les permite hacer. Ellos eligen en qué campañas participan y en cuáles no”. Y aunque según los responsables de esta plataforma hay diferentes tipos de influencers —nano (con menos de 1.000 seguidores), micro (entre 1.000 y 10.000); macro (entre 10.000 y 100.000); mega (entre 100.000 y un millón) y top y celebrities, quienes superan el millón de seguidores en las RRSS—, “entre los micro y macro influencers las tasas de engagement (la capacidad de estas personas para crear relaciones sólidas y duraderas) son mayores que las de los mega, top y celebrities”.

Ismael El-Qudsi modera el debate.

Una buena razón para que SocialPubli.com —desarrollada para automatizar y medir los resultados de este tipo de campañas publicitarias— haya realizado su I Estudio Global de Microinfluencers. Durante su presentación, el 25 de septiembre, tuvo lugar una mesa redonda con la participación de portavoces de cuatro agencias de marketing: Andrea Loira, de Publicis, Rebeca Sáez, de PHD Media Spain, María Bretón, de Group M, y Alfredo de Paz, de IPG Mediabrands, quienes se mostraron partidarios de diseñar estrategias de marketing para las marcas que incluyan este tipo de acciones promocionales. Para ello, sin embargo, destacaron la necesidad de conocer bien a estos prescriptores de marcas, a fin de averiguar por ejemplo si sus seguidores son reales o comprados. También se comentó la necesidad de que sus recomendaciones aparezcan claramente diferenciadas como publicidad, si bien coincidieron al afirmar que lo importante es crear contenido bueno y natural, con objeto de conseguir que al público no le importe que sea un mensaje publicitario de pago o no. Y todos defendieron la idea de que cualquier que se quiera convertir en influencer debe cuidar la marca personal en las redes sociales.

Elaborado a partir de una encuesta a más de 1.000 de los microinfluencers registrados tras pagar menos de 100 euros en su plataforma, desde España, Estados Unidos, México y Colombia, entre otros países, estas son las principales conclusiones de este primer estudio:
♦ El marketing de influencers gana credibilidad con los denominados microinfluencers alejados del prototipo de celebrities, porque son más auténticos, más parecidos al estilo de vida de sus seguidores y, al igual que los perfiles que acumulan gran cantidad de followers, aspiran a que sus opiniones y recomendaciones adquieran influencia  en las RRSS
♦ El dinero es la principal motivación para el 50% de los microinfluencers encuestados, mientras que la otra mitad busca obtener un complemento extra a su trabajo.
♦ Tras el dinero, les motivan las invitaciones a eventos y experiencias de las marcas o el regalos de productos.
♦ La concordancia con los valores de las marcas es el segundo factor, el primero es el dinero, que valoran los microinfluencers para volver o no a trabajar con una de ellas.
♦ Gastronomía, belleza y viajes son los sectores que más atraen a los microinfluencers para protagonizar campañas de marketing, precisamente estos son los que más futuro ofrecen para los embajadores de marca.
♦ El 47,4% de los microinfluencers se conectan a diario a las redes sociales, más de cinco horas diarias; el 32,5%, le dedica entre dos y tres horas, y el 14% pasa menos de una hora.
♦ Los microinfluencers pueden ser nuestros familiares, amigos y conocidos, y además tener conocimientos especializados en un sector concreto.
♦ El fenómeno influencer, que comenzó para muchos de ellos como una afición que suponía un complemento económico, se ha profesionalizado en la mayoría de los casos y poder vivir de esa influencia en internet es la principal meta de quienes se quieren dedicar a esta actividad.
♦ El 99,11% asegura creer en los productos que promocionan.
♦ Un 78,38% opina que el trabajo de influencer no está suficientemente reconocido.
♦ Instagram es la red preferida de los microinfluencers, acaparando un 60,8% de las preferencias, seguida de Facebook (17,4%) y Twitter (12,4%).
♦ La tarde y noche son los tramos del día preferidos por los influencers frente al mediodía, que es cuando menos se conectan. A diario, el 47,4% reconoce que se conecta a las redes sociales más de cinco horas
♦ La frecuencia con la que recomiendan productos o servicios en sus perfiles de las redes sociales suele ser de dos a cuatro veces por semana para el 26,6%, frente al 17,5% que lo hace una vez al día.
♦ El 77,0% de los encuestados suelen publicar a diario mientras la periodicidad del 23,0% es semanal.

Uno de los retos más preciados y difíciles para una marca en las RRSS es lograr un buen grado de engagement. Según este estudio, para los microinfluencers, la clave para conseguir este tipo de liderazgo es mostrarse a sus seguidores tal y como son. A eso le siguen la interacción con la comunidad, compartir contenido de calidad y, finalmente, publicar a diario.

En cuanto a la medición de las campañas, la mayoría de los usuarios con influencia en las RRSS está de acuerdo en que sus éxitos se midan con cifras tangibles. Por ello, el 47,7% coincide con que los buenos resultados de su trabajo con marcas tienen que evaluarse en función a los clics, seguidores nuevos y las visitas e interacciones que se consiguen para esa marca o campaña. El estudio refleja también que los comentarios negativos de los haters afectan a más de la mitad de los microinfluencers, concretamente al 54,1%, mientras que al 45,9% no les influyen. 

Las marcas de viajes y tecnología, sus preferidas
Los principales influencers están relacionados con el mundo de la moda, los viajes, la belleza y la tecnología. Son los sectores que más demandan a los embajadores de marca en sus campañas de marketing digital y es en este ámbito donde más futuro tienen. Sin embargo, las organizaciones que menos trabajan con los influencers son las dedicadas a la ciencia y medio ambiente, la formación, la economía y el mundo de los negocios. La mayoría de los microinfluencers encuestados considera que estos son los ámbitos más complicados con los que colaborar, captar oportunidades o crear contenido. Ciencia y medio ambiente son además sectores en los que menos desarrollado está el marketing en general, por lo que no ponen mucho interés en invertir en este tipo de campañas de influencia. Igualmente, la hora de posicionarse como influencers, los sectores más complicados son belleza, ciencia y medio ambiente, economía y empresa, moda y deporte.

 

Más información
⇒ Leer la Entrevista con Ismael El-Qudsi.
⇒ Seguir en Twitter a @socialpubli_es y la etiqueta #TodosSomosInluencers

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.