Humans 4 Health by Cigna desvela cinco tendencias de salud y bienestar en la empresa

17/12/2018

diarioabierto.es. Y Biwel demuestra la rentabilidad del ejercicio físico como medida de prevención.

Imagen: pixabay.com.

“Los planes para mejorar la salud y el bienestar de los empleados se consolidan como la principal vía para atraer y retener talento, diferenciarse de la competencia y consolidar una cultura empresarial centrada en las personas”, aseguran los expertos de Humans 4 Health by Cigna, comunidad creada en septiembre para la prevención de riesgos laborales y la promoción de la salud. Bajo la premisa de que son las personas el valor fundamental con el que cuenta una organización, el cuidado de su salud y bienestar es uno de los aspectos centrales de la actividad del departamento de recursos humanos, y por esta razón, estar al día de las últimas tendencias en este ámbito puede marcar una enorme diferencia para la empresa, ya que es la llave para llegar a ser una organización comprometida, humana y responsable.

Para los expertos de Humans 4 Health by Cigna, 2019 se presenta como el año de la consolidación de esta nueva cultura empresarial. En concreto, Ana Romeo, directora de Recursos Humanos de Cigna y embajadora Humans 4 Health, asegura: “El concepto de cultura empresarial basada en la salud y bienestar de los empleados está en auge en España. Cada vez más organizaciones apuestan por esta estrategia de gestión de personas, y todo apunta que en los próximos meses asistiremos a la total consolidación de este enfoque de en el departamento de Recursos Humanos”. Así, algunas de las tendencias que marcarán este futuro inmediato son:

  1. Apuesta por la salud como vía de diferenciación. Las organizaciones buscarán que sus programas de salud y bienestar vayan más allá del mero beneficio social, consolidándose como el gran valor añadido para atraer y fidelizar talento. Para ello, apostarán por diferenciarse a través de planes a medida para colectivos especiales, como pueden ser los pacientes crónicos, a la vez que mejoran el soporte para el bienestar de los empleados y ofrecen beneficios de salud cada vez más completos.
  2. Programas ‘global health’. Es necesario preocuparse por la salud física de los empleados emprendiendo iniciativas periódicas, pero los programas de wellbeing también han de abordar la salud de manera global, integrando a lo largo del tiempo el bienestar físico, emocional, social, familiar y financiero. De este modo, junto a las acciones puramente relacionadas con la salud, comenzarán a generalizarse otros beneficios como los programas de conciliación, de gestión del estrés, retribución flexible, desarrollo de carrera, etc.
  3. Telemedicina para empleados: el doctor en la empresa. Evitar desplazamientos innecesarios, facilitar la conciliación familiar y laboral, cuidar de la salud de los empleados estén donde estén… Las ventajas de la telemedicina en la empresa son muchas. Si bien este servicio ya tiene una gran implantación en países como EEUU, Canadá o Australia, en 2019 terminará por consolidarse en España gracias a prestaciones como son la videoconsulta a través de dispositivos móviles.
  4. Mayor protagonismo a los incentivos. La escasa implicación inicial de los empleados en la puesta en marcha de los planes de salud es un problema frecuente. Sin embargo, se comenzarán a profesionalizar otros mecanismos para conseguirlo: creación de grupos saludables (equipos de entrenamiento, contadores de pasos, grupos para dejar de fumar o de dieta…), fijación de metas asumibles semanales o mensuales, orientación individual para cada empleado, personalización de iniciativas, ofrecer algún tipo de retribución, etc.
  5. La analítica se convierte en imprescindible. Muchas de las empresas que actualmente llevan a cabo estos planes no cuentan con indicadores de seguimiento específicos. Si bien datos como son los índices de absentismo o de rotación de empleados son muy usados, también es importante tener en cuenta aquellos sobre satisfacción, compromiso de la plantilla o buen ambiente laboral. De hecho, la creación de un portal único donde integrar toda esta información y realizar el seguimiento de actividades e incentivos será una de las grandes apuestas de cara al año que viene.

Ejercicio físico y prevención de TME
Por su parte, la empresa Biwel, que desarrolla programas de bienestar corporativos, ha presentado los resultados del estudio Sentirse bien para trabajar mejor, que iniciado en junio de 2014 demuestra la rentabilidad del ejercicio físico como medida de prevención laboral. Elaborado durante tres años, con objeto de prevenir los trastornos músculo esqueléticos (TME), el estudio ha demostrado el retorno de dos euros por cada euro invertido en un programa de prevención de TME, como los que han llevado a cabo las gracias a Biwel las empresas Cirsa, Aigües de Barcelona, Fagor Ederlan, COMSA o Vandermoortele, entre otras.

El estudio de Biwel se basa en el programa de prevención de TME diseñado para las 300 personas empleadas en la planta de producción de una empresa farmacéutica, como medida para evitar lesiones. Cabe señalar que estos empleados, debido a su dinámica de trabajo (de pie, movimientos repetitivos y manipulación de cargas), se suelen ver afectados por este tipo de trastornos. La adherencia al programa fue de alrededor del 45% de los trabajadores, teniendo en cuenta que se trata de una medida opcional para los empleados, y los resultados que se plasman en el estudio se han obtenido gracias a que Biwel analiza anualmente los resultados de salud, satisfacción y absentismo, con la colaboración del servicio médico propio de la compañía.

En cuanto al impacto económico, se ha observado una reducción del absentismo por causa osteo-muscular. En este sentido, los trabajadores que han participado en el programa tuvieron 2,8 días menos de baja que los que no participaron. Durante los 3 años del programa, la empresa ha obtenido una rentabilidad de 1,98 euros por cada euro invertido, lo que ha supuesto un ahorro económico de 61.300 euros al año. Actualmente se están analizando los resultados de 2018 y optimizando la metodología para seguir mejorando.

A nivel físico, algunos de los resultados destacados han sido la disminución de los dolores leves y moderados de las personas que participan en el programa: se redujeron del 50% al 41% en hombros, de 64% a 57% en la zona cervical, de 82% a 60% en la zona lumbar y de 56% a 46% en la zona dorsal. Además, los niveles de inactividad física pasaron del 25% al 16% y la satisfacción media de los empleados ha sido de 8,6 sobre 10.

Este proyecto fue ganador del premio Guardons de l’Esport 2018, otorgado por la Fundació Catalana per l’Esport el pasado 29 de noviembre, dentro la categoría Fomento y Difusión de los hábitos deportivos. También fue elegido para presentarlo en la XXVIII Diada de la SCSL (Societat Catalana de Salut Laboral) el 15 de noviembre.

 

Más información
⇒ Seguir en Twitter a Cigna España: @Cigna_Espanol y a @biwel10
⇒ Descargar el estudio completo Sentirse bien para trabajar mejor, elaborado por Wibel

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.