POM Standard diseña supermercados online a medida

05/07/2019

Miguel Ángel Valero. El 14% de los compradores online en España admite que adquieren productos de alimentación por Internet al menos una vez al mes.

La compra online de productos de alimentación o de comida a domicilio se ha convertido en un gestos común para cualquier español. Los productos frescos y las bebidas se sitúan en el ‘top 10’ de los productos más vendidos, y su compra ‘online’ forma parte del 18% de las adquisiciones realizadas en España. Estos porcentajes se sitúan por encima de la media europea.

Es lo que se denomina la Revolución eFood,  en la que los usuarios hemos delegado en Internet ciertos aspectos de nuestras peticiones de comida, ya sean productos frescos, comida a domicilio o la compra semanal. Pero ¿por qué hacemos esto si tenemos supermercados y restaurantes al lado de casa y del trabajo?

«Todos tenemos un supermercado muy cerca de casa, pero cada vez pedimos más comida por Internet: ¿a qué se debe este auge?», se cuestionan en POM Standard. Para encontrar la respuesta,  una pista: la velocidad de la logística tiene mucho que ver.

Y un ejemplo: Rubén se levanta todos los días a las siete de la mañana. Cuando aún está tratando de quitarse las legañas, coge el móvil y hace un pedido por Internet: necesita carne, pescado y fruta (todos frescos, por supuesto) para la cena que organiza esa noche. A las 7:45 su pedido está en casa, por lo que ya puede irse a trabajar.

A mediodía no tiene mucho tiempo, así que recurre a una ‘app’ para pedir una comida preparada que le llega en apenas 40 minutos. Por la tarde, aprovecha el descanso del café para hacer la compra semanal por Internet. En este caso, no es una cuestión de recibir su pedido con urgencia, sino con conveniencia: al día siguiente solo estará en casa entre las 10 y las 11, así que marca esa franja horaria para recibir la compra.

Productos frescos y bebidas

Los datos muestran que el comercio electrónico de alimentación aún representa un porcentaje mínimo en España, apenas el 1,9%, pero en cuatro años se ha multiplicado por dos. Aunque las cifras son modestas en términos porcentuales, no lo son tanto en los absolutos: en 2017, 4,7 millones de hogares españoles realizaron alguna compra de gran consumo a través de internet.

Según el e-Shopper Barometer de SEUR, los productos frescos y las bebidas ya han entrado en el ‘top 10’ de los alimentos más vendidos a través de Internet. La compra online se sitúa ya en el 18% en España, cuatro puntos por encima de la media europea. Y el 14% de los compradores ‘online’ en España reconoce que adquiere productos de alimentación por Internet al menos una vez al mes.

El sector de la alimentación es cada vez más consciente de esa realidad, y la mayoría de los negocios de venta de productos gastronómicos se ha subido al tren del comercio electrónico para conectar con el consumidor directamente, sin intermediarios.  Esto permite a los usuarios comprar productos gastronómicos locales y de primera calidad desde cualquier lugar y a precios razonables.

“La gente cada vez dispone de menos tiempo libre, y busca realizar las tareas más básicas como la de ir al supermercado de una manera más rápida, sencilla y cómoda. Esto es posible gracias a los ecommerce, que permiten al cliente realizar todas sus compras cómodamente desde sus dispositivos de una manera rápida y segura.” comenta Germán Oronoz, fundador de la empresa guipuzcoana POM Standard.

La empresa de creación de páginas web y de tiendas online  cuenta con un software propio basado en Wordpress, que actualiza constantemente para tratar de ofrecer el mejor servicio. a sus clientes.

«Si tienes un negocio de gastronomía, no puedes permitirte cerrar puertas y enfocar tus ventas solo en tu ciudad. Tienes que crear un espacio que proyecte tu concepto, dejar que el cliente se enamore de tu marca, y expandir la venta de tus productos frescos y de calidad a todo el país», explican en POM Standard.

Un proceso totalmente digital

La firma  ofrece la posibilidad de tener una pagina web por 390€ o una tienda online por 790€. En todo momento, el cliente mantiene un control total sobre el proyecto, en el que conoce en todo momento el estado, hace un seguimiento de las diferentes etapas del mismo y puede revisar la propuesta planteada.

Todo el proceso de contratación de un supermercado online es digital:

1.-El cliente entra en la web de POM Standard y elige el producto que quiere: (web o tienda online

2.-Se le cobra la mitad al hacer el pedido online, y la otra mitad 30 días después.

3.-Una vez recibido el pedido, el diseñador asignado comienza.

4.- En 2 semanas se le presenta una propuesta al cliente.

5.-El cliente valida, revisa y se hacen los cambios pertinentes.

6.-POM Standard pone la web en marcha, se crean las cuentas del correo y el acceso a las mismas.

y 7.-100% administrable: tras la puesta en marcha el cliente dispone de un panel de control total sobre su web o tienda onlinepara modificar contenidos a su antojo.

¿Te ha parecido interesante?

(+3 puntos, 3 votos)

Cargando…