Con herramientas propias, la española Watch&Act echa un pulso a las grandes consultoras

02/08/2019

Susana de Pablos. Su director general, Javier García Rubio, explica cómo entrenan para ganar.

Imagen: Jaume Escofet (modificada y obtenida en Flickr, con licencia CC BY 2.0.

Organizaciones como Indra, BBVA, Repsol o el Banco de España confían en Watch&Act International Consulting, una empresa que compite desde su fundación, en 2013, con cuatro grandes consultoras mundiales: ‎Deloitte, ‎KPMG, Ernst & Young y ‎PwC. Para destacar entre esa cuatro grandes, las Big Four, Watch&Act ofrece a empresas grandes y medianas un servicio integral para la transformación de sus modelos organizativos. Está basado en la búsqueda constante de la innovación, la gestión del talento —en especial, la del compromiso— y la digitalización de la función de recursos humanos. El eslogan de Watch&Act lo deja claro: Be smart, being human (Sé inteligente, siendo humano). No en vano, para consultores de esta firma sólo será posible acometer una gestión del cambio organizativo, si la dirección de tecnologías de la información y la de recursos humanos van de la mano.

Watch&Act cerró 2018 con una facturación de 1,3 millones de euros y más de 60 clientes, muchos de ellos empresas del Ibex 35, lo que supuso un crecimiento del 34%, propiciado en gran medida por el fuerte incremento experimentado en su Área de Personas y Equipos, que duplicó su facturación con relación al año anterior. “Esto muestra una tendencia clara de las grandes empresas hacia modelos de transformación, basados en las personas, que estimulan el compromiso de los empleados para la mejora de resultados”, aseguran los responsables de la firma.

Igualmente contribuyó a tal crecimiento de su volumen de negocio la creación en 2017 de Watch&Act Protection Services, su correduría de seguros, desde la que ofrecen a sus clientes servicios profesionales especializados en pólizas de ciber-riesgo para proteger sus datos empresariales, y servicios de protección de personas, con pólizas de secuestro y extorsión para empleados que viajan a países de riesgo, para personal diplomático, etc.

La oferta de servicios profesionales de Watch&Act se complementa con la solución on demand para la gestión del talento, desarrollada por la norteamericana Cornerstone. Esta herramienta con reconocimiento mundial ya ha sido implantada por Watch&Act con excelentes resultados en una veintena de clientes de los sectores más diversos, entre otros: BBVA, Garrigues, Pullmantur, Fluidra, Clarke Modet o Mahou San Miguel. Configurada en diferentes módulos flexibles y escalables, una de las principales ventajas de Cornerstone es que todos esos módulos se administran igual, ofreciendo una única experiencia de usuario, un mismo modelo de datos y un mismo entorno de reporting y analítica, lo que simplifica su implantación y optimiza su uso por parte de los diferentes departamentos de la estructura organizativa.

Enfoques clave
Los responsables de Watch&Act —quienes con una plantilla multidisciplinar e intergeneracional de 24 personas prevén facturar 1,5 millones de euros en 2019—, parten de esta premisa: medir y gestionar el compromiso de los equipos es esencial en la consecución de los objetivos de cambio definidos por las organizaciones. Con el reto de ayudarlas a acelerar sus procesos internos y a reorientar sus estrategias de negocio mediante una gestión del cambio eficaz, Watch&Act ofrece un servicio integral de consultoría especializado en la transformación del modelo organizativo desde cuatro enfoques clave: el compromiso de las personas como verdadero motor del cambio, la tecnología y la innovación como sello de identidad, el aseguramiento como garantía y la excelencia como máxima para acometer con éxito los retos de cada cliente. Para cumplir con esas promesas, Watch&Act ha desarrollado:

 La metodología FourFlags. Lanzada en 2014, permite a las organizaciones vincular la implicación de sus equipos con los KPI o indicadores del gestión del negocio, para finalmente mejorar los resultados de los procesos de transformación. Basada en algoritmos y herramientas de business intelligence, FourFlags es útil para conocer en qué medida los empleados de una compañía están alineados con la estrategia corporativa y activados proactivamente para alcanzar los objetivos que requiere un proceso de transformación. Con FourFlags se puede establecer asimismo un plan de acción para optimizar aquellas variables que requieren mayor atención, de cara a activar su compromiso a fin de alcanzar la consolidación del cambio planteado en la estrategia. La empresa de servicios de consultoría y tecnología Indra ha elegido FourFlags para su división de Transporte y Defensa a nivel global, con objeto de convertir a la compañía en el proyecto más atractivo para el talento global.

Esta metodología, que ha sido reconocida por el Ministerio de Economía y Empresa — a través de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC)— como un proyecto de I+D+i, es considerada como un modelo de referencia en gestión de personas para la obtención del Sello de Excelencia Europea EFQM 500+. Además, ha sido finalista en los Premios Comprendedor 2018, otorgados por la Fundación Empresa y Sociedad, en la categoría de Mejor Herramienta de Gestión de Personas. “Frente a los habituales estudios de clima, que se quedan en un simple diagnóstico psicosocial, FourFlags es un modelo organizacional que enlaza la estrategia de la empresa con la gestión del compromiso y permite establecer planes de acción vinculados con la competitividad de la empresa, asegurando de este modo el retorno de la inversión (ROI)”, asegura Luis Fernando Rodríguez, CEO de Watch&Act.

 El modelo de transformación Innovation Go. Se trata de una hoja de ruta que ayuda a las empresas a identificar las innovaciones que precisa su negocio, así como las metodologías y herramientas que resultan más adecuadas en cada caso para hacer realidad esa transición hacia los nuevos procesos, de manera que realmente repercutan en una mejora de su cuenta de resultados. “Llevamos años observando cómo muchos cambios que acometen las grandes compañías en sus diferentes departamentos obtienen realmente un escaso impacto positivo en sus negocios. Cuando algo lleva años funcionando de la misma manera existe miedo a cambiar de forma radical su funcionamiento, y en este contexto muchas startups aprovechan para encontrar su nicho de mercado y adelantar a las grandes empresas, gracias a su mejor adaptación a las necesidades de los consumidores. Con nuestro modelo pretendemos que la gran empresa pueda aprovechar algunas de sus fórmulas para multiplicar su agilidad en la identificación y aplicación de los cambios”, explica Jesús Muñoz, socio responsable de Innovación de Watch&Act.

De acuerdo con las debilidades y carencias de la organización, el modelo Innovation Go trabaja desde cuatro perspectivas interrelacionadas:

  1.  Análisis de la mejora del negocio de acuerdo con su situación actual, búsqueda de nuevos productos y servicios y de modelos de negocio alternativos.
  2. Adaptación de la cultura corporativa para transmitir el reto compartido que representa la transformación, utilizando herramientas y protocolos contribuyan a movilizar el compromiso del empleado.
  3. Construcción de una estructura organizativa que ofrezca la flexibilidad necesaria para acometer los cambios con un alto grado de profesionalidad y responsabilidad.
  4. Definición de los programas que recojan las acciones de impulso del negocio, integrados en la estructura de forma participativa e intercomunicada.

En cuanto a las metodologías de este modelo de transformación, Muñoz sostiene que son totalmente conocidas, de eficacia demostrada y de uso habitual por parte de los empleados (lo que a su juicio favorece una transición más sencilla), tratando de aplicar cada una adecuadamente y con un objetivo concreto que represente un impulso real de cambio para la empresa. Entre esas metodologías, destaca la aplicación de métodos de vigilancia de mercados, agile, design thinking y lean startup, en los escenarios donde realmente tengan un impacto positivo. “La intención ante todo es conseguir flexibilidad en las formas, apertura mental, creatividad, apuesta por los cambios, velocidad en la implantación, profesionalidad y realismo en la medición de éxitos, y compensaciones para las personas que realmente son motores del cambio”, apunta Muñoz.

Cabe destacar que el modelo Innovation Go es el resultado de varios prototipos y experiencias desarrolladas por Watch&Act con todos sus clientes. Hasta el momento, su aplicación ha obtenido resultados destacado en proyectos relacionados con la industria de la construcción, la recuperación de residuos, la renovación del sector de las telecomunicaciones o la industria 4.0, entre otros. Actualmente, se llevan a cabo retos de interés en sectores como la agricultura, la alimentación, la energía y los videojuegos.


Más información

⇒ En la Entrevista con Javier García Rubio, director general de Watch&Act International Consulting
⇒ Seguir en Twitter a @WatchAndAct

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.