La falta de orientación profesional lastra y penaliza las carreras de los jóvenes españoles

17/07/2020

Fernando Campos, presidente del CEPOV. Hay que adaptar su formación al mundo laboral.

El mundo educativo clama por implantar una orientación profesional integral. Pide más recursos para orientar a la juventud, de cara a una mejor elección de su futuro profesional, y la creación de la figura del orientador vocacional. Porque la falta de orientación, en todos los ámbitos de la educación, es el principal motivo de la brutal tasa de abandono escolar que sufre nuestro país. Según Eurostat, España ocupa el primer puesto de la Unión Europea en el ranking. Nada menos que el 17,3 % de los jóvenes, entre 18 y 24 años, da carpetazo a sus estudios en secundaria, mientras que en la Universidad, uno de cada tres estudiantes finaliza la carrera, como concluye el informe U-Ranking 2019, de la Fundación BBVA

Para enfrentar esta demoledora coyuntura, y por iniciativa del Círculo Europeo por la Orientación Vocacional (CEPOV), recientemente se convocó virtualmente a los principales agentes del sector educativo para celebrar el III Encuentro por la Orientación en España, con el objetivo de buscar soluciones de forma conjunta y pasar a la acción. En este evento hemos podido contrastar las aportaciones de profesores, orientadores, representantes de institutos, colegios y universidades públicas y privadas, asociaciones de padres y madres como CEAPA, la agencia de certificación ANECA, así como las de un nutrido grupo de portavoces institucionales de CEOE, SEPE, FEMP, AE, FP-EMPRESA, INJUVE o UGT.

Crédito: Buro Millennial (obtenida en pexels.com y modificada).

Entre las reivindicaciones aportadas, la práctica totalidad de los ponentes han coincidido en la imperiosa necesidad de trabajar e integrar un sistema unificado de orientación vocacional, académico y laboral que acompañe al joven durante su vida como estudiante. Y partiendo de este comienzo dotar de mayores recursos a la orientación; dar formación, evaluación y certificación a los orientadores e implementar planes de orientación en centros educativos, sin olvidar los de formación profesional (FP).  Insistieron igualmente en potenciar la colaboración del mundo educativo con el mercado de trabajo, poniendo especial foco en las profesiones del futuro y el emprendimiento empresarial.

Mejora coordinación
Uno de los principales clamores del grupo fue la imperiosa adecuación entre los perfiles que demanda la empresa y la oferta educativa; a este respecto, se llamó a una mayor implicación de las empresas. Se solicitó además una mejor coordinación y sinergia entre administraciones públicas, especialmente entre las locales y las comunidades autónomas, para alcanzar un Sistema Integral de Orientación (SIO).

Por su parte, las universidades públicas y privadas insistieron en la necesidad de entrar en los centros educativos, para fomentar el nacimiento temprano de potenciales vocaciones a través de talleres y juegos, muy especial en carreras STEM (ciencia, tecnología, ingenierías y matemáticas), lo que es posible dada la cualificación del profesorado universitario. En este sentido, cabe destacar que el abandono se ceba en los estudios tecnológicos y científicos, los más desconocidos entre orientadores y familiares. Igualmente se hizo referencia al necesario salto a la orientación virtual.

Para ayudar a los alumnos a saber a qué se quieren dedicar profesionalmente, los participantes en el III Encuentro por la Orientación en España también plantearon dotar a los centros de formación, familias y alumnos de herramientas de autoconocimiento. Estas se presentan en forma de cuestionarios y en plataformas digitales de orientación como FPbide, Orientaline o Wikigrado. Los participantes plantearon también una involucración mayor de las familias en las aulas, a fin de que padres, madres, hermanos y hermanas mayores expliquen sus profesiones a los jóvenes, y qué estudiaron para llegar a ejercerlas. De esta manera, la juventud obtendrá un mejor conocimiento del entorno laboral.

CEPOV busca elevar en recomendaciones todo este amplio abanico de propuestas, para contribuir al diseño y puesta en marcha del Plan para el desarrollo del sistema integrado de Orientación Profesional. Un plan que está elaborando el Ministerio de Educación y Formación Profesional, en colaboración con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y otros agentes prestatarios de orientación profesional, y que finalmente formarán parte del Libro Blanco de la Orientación.

Además, CEPOV pretende aglutinar en un soporte único —la Plataforma DTF para la Orientación— todas las iniciativas, herramientas y soluciones enfocadas a lograr esa orientación integral. El objetivo es que puedan ser empleadas por todo el sector educativo, en especial orientadores y profesorado escolar y del resto de ámbitos académicos.

Fernando Campos es presidente del Círculo Europeo por la Orientación Vocacional (CEPOV).

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.