Si es necesario, +45 Activos impulsará una Iniciativa Legislativa Popular

23/05/2021

Davíd Sánchez Fernández, cofundador. Hay dos millones de personas séniores desempleadas.

El pasado 20 de mayo, la asociación contra el edadismo laboral +45 ACTIVOS compareció ante la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Senado, a petición del Grupo Parlamentario Socialista. Esta reunión se gestó hace 14 meses, pero la pandemia arrasó con todo y tuvimos que esperar. Nos felicitamos como ciudadanos de que la política cumpla con sus compromisos. Dijeron que iríamos y allí estuvimos.

Lo bueno de esa comisión es que en ella están representados los diferentes colores políticos. Y eso es lo que queríamos, explicar nuestros problemas y necesidades a todos a la vez. Porque este asunto de la discriminación de los séniores en el acceso al trabajo y en los despidos —que siempre nos tocan a nosotros— es urgente desde hace tiempo.

Tres peticiones básicas
No nos sorprende que los senadores y senadoras allí presentes fueran conscientes de nuestra situación. Conocen los datos, lo que no nos impidió resumírselos, por si acaso alguno se les hubiera escapado. Sin duda, el hecho de que la banca esté sacando a miles de personas a la calle ha ayudado para que las sensibilidades sean mayores. Pero esto de las entidades financieras solo es el principio, nosotros ya estamos acostumbrados a que se olviden de lo nuestro, a que la actualidad se superponga a nuestro drama. A senadores y senadores, les hemos pedido tres cosas:

  1. Que se hable de nosotros en la tripartita. Es allí donde el Ejecutivo, los sindicatos y la patronal deciden el precio de las cosas y lo que se puede hacer y lo que no. De momento, en ese foro solo se habla de juventud, y nos parece bien. Lo que pasa es que eso no debería ser inconveniente para que se hable de nosotros, pensando en soluciones y no en que suponemos un problema.
  2. Que se haga cumplir la ley y que se legisle. El objetivo debe ser que las discriminaciones se acaben y, además, no queden impunes. Esto es algo que se ha hecho para todas las cuestiones que ellos han creído conveniente. Ese es el motivo por el que, en caso de que no se desarrollen las leyes, la normativa que nos tiene que proteger, llegaremos a la conclusión inevitable de que no les interesamos.
  3. Que rectifiquen. Los planes enviados a Europa nos ignoran sistemáticamente. Solo se nos considera desde el punto de vista asistencial, de las ayudas necesarias, que agradecemos, pero no queremos. Porque lo que necesitamos es que no se nos impida acceder al mundo del trabajo. Por supuesto, están dispuestos a gastar dinero en orientarnos y formarnos, pero sabemos —porque ya lo hemos vivido— que si no se crea el empleo suficiente, y para el que se crea nos discriminan, esa orientación solo sirve para incrementar nuestra insatisfacción, nuestro descontento con un sistema que nos deja de lado, que parece que solo contempla salir de ésta dejándonos en la cuneta.

Es por eso que hemos sido claros en nuestros planteamientos: si no tenemos respuesta en 45 días, impulsaremos una Iniciativa Legislativa Popular. No sé si lograremos recabar las 500 mil firmas necesarias, pero lo que sí sé es que hará tanto ruido que, una vez más, en Europa podrán comprobar que en España no somos capaces de ponernos de acuerdo, ni siquiera cuando nos va el futuro en ello. Sabemos que nuestra clase política no gusta de estas iniciativas. Es lógico, puesto que las ven como una injerencia en su labor legislativa, una tarea que, salvo excepciones, es relajada y tranquila, buscando consensos y limando desacuerdos. Lo que pasa es que a los discriminados de larga duración se nos ha acabado el tiempo y la paciencia.

Los compromisos de sus señorías no caen en saco roto, concretamente los del grupo socialista: nos facilitan el acceso al entorno del Ministerio de Trabajo, para que podamos tratar nuestras vindicaciones al máximo nivel. Es un primer paso, pero el que por ahora más nos vale, puesto que cualquier otro será seguir mareando una perdiz que ya está muy mareada. Además, se nos dará entrada al Consejo General del Trabajo y Social, donde podremos dar voz a nuestro colectivo, como tantas otras asociaciones y miembros de la sociedad civil.

Son buenas noticias. Sin embargo, llevamos demasiados kilómetros recorridos, lo que nos permite anticipar que, dentro de un par de semanas, todo quedará en agua de borrajas, no serán nada más que palabras. Así que es preciso dar los siguientes pasos, y darlos antes de que llegue el verano, ese momento en que, por muy mal que estemos, todo se para. A veces con la esperanza de que en septiembre ya nadie se acuerde de nada.

Nos acordaremos. Somos dos millones de personas desempleadas de más de 45 años, y si sumamos a los afectados, a nuestras familias, superamos los cinco millones de ciudadanos y ciudadanas. No son cifras que merezcan el olvido.

David Sánchez Fernández es cofundador, junto con Antonio de la Calle Lara, los fundadores de la asociación +45 ACTIVOS (en Twitter, (@mas45activos).

 

Más información
⇒ Leer Los séniores de la asociación +45 Activos acudiremos al Senado para dar voz al edadismoDesahuciados laborales: séniores afectados por el otro virus del siglo XXI
⇒ Las propuestas legislativas de +45 Activos están aquí
⇒ Comparecencia de Antonio de la Calle Lara, presidente de +45 Activos, ante la Comisión de Trabajo del Senado:

⇒ Comparecencia de David Sánchez Fernández ante la Comisión de Trabajo del Senado:

 

 

 

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando...