Los resultados en el sector de automoción «hablan» del estrés que vive

29/07/2019

Motor Lobby.

Mientras Hyundai anuncia beneficios récord, Volkswagen consigue reforzar sus resultados y PSA gana un 24% más, otras sufren para anunciar números halagüeños. Toyota se agarra a los híbridos.

La automovilística surcoreana Hyundai Motor ha anunciado esta semana el mayor incremento en su beneficio neto trimestral en más de 7 años. La buena evolución de la firma en el mercado doméstico y en Estados Unidos ayudó a compensar la caída de las ventas en China. El beneficio neto de abril a junio aumentó un 31% hasta los 695,5millones de euros, el mayor incremento porcentual desde el primer trimestre de 2012. Además, la calidad de los modelos de Hyundai ha hecho que la compañía se haya clasificado como la segunda marca no premium con mejores resultados en el Estudio de Calidad Inicial (IQS) de J.D. Power en 2019 de EEUU por segundo año consecutivo, un dato clave para justificar su aumento comercial.

En los primeros seis meses de este año, Volkswagen AG ha generado un beneficio de 10.000 millones de euros, casi 2.000 millones de euros más que en el mismo período del año pasado. En esos resultados, el buen comportamiento de Seattiene mucho que ver, así como su apuesta por los modelos eléctricos que en un par de años serán los protagonistas de su gama. El volumen de negocio aumentó casi un 7% hasta los 65.000 millones de euros. «En la primera mitad del año, al Grupo Volkswagen le fue muy bien en un mercado global en general debilitado», explicaba el director financiero, Frank Witter.

El Grupo PSA tuvo en el primer semestre 1.832 millones de euros de beneficio, un 24% más que en el mismo periodo de 2018, y eso pese a la caída del 13% de las ventas de vehículos. La mejora de los resultados se ha debido, en particular, al aumento de la rentabilidad gracias a la venta de vehículos con mayor valor añadido y a la reducción de costes, y eso pese al impacto negativo de las variaciones de tipos de cambio que han afectado a las cuentas. El liderazgo marcado por Carlos Tavares le está viniendo muy bien al grupo francés.

Toyota Motor Europe vendió un 3,3% más respecto al mismo semestre del año anterior y ha conseguido un incremento de la cuota de mercado de un 5,3%. La marca japonesa apunta que estos resultados son consecuencia de una buena respuesta de los consumidores a nuevos modelos como el Corolla. La tecnología híbrida de Toyota ha resultado clave con un aumento interanual del 18% de sus modelos ‘Hybrid Electric’, que impulsaron las ventas de en un mercado europeo en «declive». Algunos de los modelos que han experimentado fuertes ventas han sido el nuevo Toyota RAV4 y el crossover premium Lexus UX, con una mezcla eléctrica híbrida del 72% y 92%, respectivamente.

Rediseños con altos costes

Ford ha pasado de ganar 956,7 millones de euros en el segundo trimestre de 2018 a sólo 132,8 millones este año. Los 1.076 millones que le han costado las iniciativas para el rediseño global y la reestructuración son una pesada losa. Eso sí, el grupo automovilístico estadounidense ha cerrado el segundo trimestre con una cifra de negocio de 34.868 millones, en línea con la del año anterior. “Estamos satisfechos con el progreso que estamos haciendo hacia la creación de un negocio más dinámico y rentable. En este tiempo de cambios profundos en nuestra industria, Ford tiene una oportunidad para innovar y crear valor”, ha subrayado su presidente y CEO, Jim Hackett. Su alianza con Volkswagen marca el camino futuro del sector.

El grupo francés Renault logró un beneficio neto de 1.048 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 49% de retroceso respecto a los 2.040 millones de euros que ganó en dichos meses de 2018, según datos publicados por la empresa. Los resultados de la firma del rombo se vieron afectados por la caída de las ventas en mercados relevantes como Francia, Turquía o Argentina, así como por la reducción del ‘stock’ en su red comercial. La firma del Rombo necesita con urgencia la llegada del nuevo Clio, un modelo clave en su oferta comercial.

Nissan ha sufrido un desplome del 95% del beneficio neto, hasta los 53,1 millones de euros, mientras que la facturación ha sido de 19.702 millones (-12,7%), por la caída de las matriculaciones en un 6%, hasta los 1,23 millones de unidades a nivel global, que también ha repercutido en la producción (-6,8%). Su fatídico primer trimestre fiscal (abril-junio) ha elevado el recorte a 12.500 empleos de los 250.000 que tiene en total para 2022. El tirón empresarial del Qashqai y del Leaf no parece suficiente.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.