Polo Satrústegui lleva a Hyundai al 6% de cuota con 2 años de adelanto

09/10/2021

B.Fadón.

El Director General de la marca coreana en nuestro país achaca a una suma de factores este hito. Su gestión de los pedidos push y su gama totalmente renovada y electrificada han sido clave.

Tras ser tercera en ventas en septiembre, Hyundai se consolida como la marca con mayor crecimiento dentro de las top 10 del mercado español. Acumula un 26% de subida en lo que va de año cuando el conjunto apenas crece un 9%, y las expectativas son terminar 2021 superando holgadamente el 6% de cuota, un hito que se consigue 2 años antes de lo previsto y que aprovechamos para sentarnos con Leopoldo Satrústegui (Polo), director general de la firma en nuestro país, con quien hemos mantenido una charla para comentar los planes a medio plazo de la compañía.

Polo nos confirma que el 55% de las ventas de Hyundai en estos nueve meses ha sido de modelos electrificados, una de las claves de su éxito que además demuestra el gran compromiso y liderazgo de la marca en la sostenibilidad. Claro ejemplo es el Tucson, que gracias a la incorporación de las últimas tecnologías de electrificación y a un diseño rompedor, esta siendo un referente dentro de la industria de automoción. Esto le ha valido al SUV medio de Hyundai para ser el segundo modelo más vendido del mercado, solo por detrás del Arona, que es un coche mucho más barato y que hace además un importante volumen con los rentacar.

Lo primero que nos apunta Polo es que el objetivo de la compañía ha cambiado. Si hace unos años querían ser la marca asiática número 1 en Europa, con un concepto más de volumen, ahora su prioridad es la descarbonización. Hyundai se ha marcado 2045 como el año en que serán 100% neutros en carbono a nivel mundial, adelantando ese hito de cero emisiones a 2035 en Europa. Para ello van a pasar de ser una marca que vende automóviles a convertirse en una compañía que vende servicios de movilidad asentados en su estrategia de Smart Mobility Solutions con Mocean cobrando cada vez más protagonismo y su carsharing rural, Vive, ofreciendo una alternativa más allá de las grandes ciudades.

En el canal de particulares Hyundai ya es tercera, por delante de todas las marcas europeas

Para conseguir su completa descarbonización Hyundai se ha propuesto ser un líder tecnológico en la automoción, y en ese aspecto su apuesta por la electrificación, que culminará en el hidrógeno enfocado como un ecosistema independiente, es clave. Para ello es fundamental el desarrollo de la red de carga, un punto en el que la postura de Satrústegui es que el gobierno tiene la obligación de desarrollarla y extenderla para que se masifique y el coche eléctrico pueda ser de verdad una alternativa a la combustión, ya que hoy en día sus ventajas son indudables.

Y es que como apunta Polo, el coche eléctrico, a pesar de lo que ha subido la electricidad, sigue siendo una alternativa mucho más económica que uno de combustión, con un coste de unos 2€ cada 100km  frente a los 10€ de media que cuesta recorrerlos con combustibles fósiles. El Director General de Hyundai visualiza un escenario dentro de una década en el que si llegáramos a estar en 3 millones de coches eléctricos debería haber como mínimo 300.000 cargadores en España.

Lo que es un hecho es que Hyundai España este año ya tiene más de la mitad de sus ventas electrificadas, y una mejor gestión del stock gracias a su flujo de pedidos les ha permitido conseguir unas cifras comerciales históricas, con un horizonte que les va a llevar a cerrar el año en el 6,2-6,3% de cuota de mercado y con el Tucson que podría alzarse como el modelo más vendido si la crisis de los semiconductores frena el liderazgo del Arona.

Disponer de una gama totalmente renovada y ofrecer la mejor tecnología en electrificación es su mejor argumento de venta, y el reto para Polo Satrústegui ahora es mantener esas cifras en 2022, un año que se muestra retador por que tienen que enfrentarse directamente a las 4 grandes marcas generalistas del mercado. Hyundai debe hacerlo además  sin estar dispuesta entrar en la guerra de flotas como lo hace su competencia Europea, ya que su objetivo es liderar el canal más rentable, que es el de particulares. Y eso que las empresas valoran cada vez mejor su marca.

Para ello, y para dar el impulso que necesita a la industria de la automoción, lo que el Director General de Hyundai pide al Gobierno de Pedro Sánchez, con quien estuvieron reunidos en la junta de Anfac la semana pasada con motivo del Automobile Barcelona, es la necesidad de tener un plan de descarbonización que se preocupe por la contaminación y obligue a achatarrar coches. “Se necesita un plan de impulso que revise la fiscalidad para que grave el uso y no la compra y que los gobernantes den estabilidad con el etiquetado de la DGT de los coches. No se puede generar más incertidumbre ahora que la gente entiende el significado de las etiquetas“.

El continuo avance en el desarrollo de las estructuras es la otra pata clave para llegar a 2030 con un volumen de coches eléctricos lo más cercano posible a lo que el Gobierno había estimado (5 millones de coches), y aunque ya se está haciendo con el Moves III, donde la mitad del presupuesto va destinado al fomento de los puntos de carga, el directivo de Hyundai ve necesario impulsar a las eléctricas para seguir aumentando la capilaridad de las electrolineras.

El impacto de todo esto en la red de concesionarios sigue siendo una de las principales preocupaciones de Leopoldo Satrústegui, y el mensaje para sus vendedores es de total tranquilidad. Aunque la “invasión” eléctrica y el cambio de modelo hacia servicios de movilidad va a ser paulatino y todavía quedan muchos años en los que dar soporte a los 25 millones de coches de combustión que circulan por España, los concesionarios de Hyundai pueden contar con que tendrán nuevas vías de negocio para que sus cifras de rentabilidad se sigan manteniendo entre las mejores del sector.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando...