Uber y Volvo presentan la tercera generación de su coche autónomo

26/06/2019

Motor Lobby.

La última evolución del vehículo autónomo desarrollado por Volvo junto con Uber, un XC90 listo para salir a la calle, será el primer automóvil de producción capaz de conducirse por sí mismo

El vehículo producido por Uber Advanced Technologies Group (ATG) y Volvo es la tercera generación que las dos empresas han producido desde que empezaron a colaborar en septiembre de 2016 en el desarrollo de automóviles autónomos.

La base proporcionada por el fabricante sueco, un XC90 de producción, está lista para integrar el sistema de conducción autónoma de Ubert ATG de forma directa desde la factoría. Contará con sistemas de dirección y frenado con protección redundante diseñados para que los controle un ordenador, pero los vehículos de Uber seguirán teniendo volante y pedales de aceleración y frenado.

Hasta ahora, las anteriores generaciones de vehículos autónomos desarrollados por Uber con automóviles de Volvo eran 250 unidades del XC90 que la compañía de transporte de pasajeros modificó para incorporar los sistemas de conducción automática. Para desplegar vehículos totalmente autónomos, es crítico que los sistemas de respaldo para la dirección, frenado y potencia de batería estén incorporados de fábrica, han explicado los responsables.

Si cualquiera de los sistemas primarios fallase, los sistemas de respaldo de forma inmediata detendrían el vehículo de forma segura. El robusto sistema de conducción automática de Uber permitirá un día el viaje seguro, fiable y autónomo sin la necesidad de un empleado de Uber especialmente capacitado para operar y supervisar el vehículo, conocido hoy como ‘especialista de misión’.

Aunque Uber ya ha recibido alrededor de una docena de los nuevos XC90, todavía no ha empezado a probarlos en carreteras públicas. Este proceso empezará en pequeñas geografías predeterminadas en las ciudades en que ATG opera y aumentará con el tiempo a media que la capacidad del vehículo se expanda».

La semana pasada Ford anunciaba también la ampliación de las pruebas de su tercera generación de vehículos autónomos con el inicio de test en la ciudad de Detroit, que es la quinta ciudad estadounidense en la que Ford despliega vehículos de tercera generación, con mejores sensores y sistemas de respaldo de dirección y frenado.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…